Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
COREA DEL SUR NUCLEAR

Detenido un reactor nuclear en Corea del Sur por posible fallo técnico

Vista general de la construcción de los reactores 3 y 4 de la central nuclear de Singori en Ulsan (Corea del Sur). EFEArchivo Ampliar foto
Vista general de la construcción de los reactores 3 y 4 de la central nuclear de Singori en Ulsan (Corea del Sur). EFE/Archivo EFE

El reactor 3 de la planta nuclear surcoreana de Wolseong (sureste del país) se detuvo hoy automáticamente por un posible fallo técnico, informó el operador Korea Hydro Nuclear Power.

Los técnicos de la planta aún investigan la causa de la detención del reactor, con una capacidad de generación de 700.000 kilovatios.

El reactor dejó de operar a las 6.50 hora local (21.50 GMT del viernes) cuando se activó su sistema de detención de seguridad, según el operador, que subrayó que el suceso no implica problema para el suministro eléctrico de la región.

Situado cerca de la ciudad de Gyeongju, el reactor inició sus operaciones comerciales en julio de 1998 y fue detenido el año pasado durante poco más de un mes para someterse a una revisión regular.

La planta de Wolseong cuenta con un reactor en construcción y cinco con capacidad operativa.

Cuatro de ellos son de agua pesada presurizada, como el que se detuvo hoy, y el restante es un modelo de agua a presión de segunda generación.

El país actualmente cuenta 23 reactores nucleares, que generan alrededor del 30 por ciento de su consumo total de electricidad.

En los últimos meses la seguridad de las instalaciones surcoreanas se ha revisado detenidamente, ya que algunos reactores han sido detenidos debido a diferentes problemas técnicos, aunque éstos no han supuesto un riesgo directo de accidente.

Además, en 2012 la de planta Gori, en Busan (sureste), fue objeto de polémica después de que la Fiscalía surcoreana presentara cargos contra varios operarios por, supuestamente, ocultar un apagón en uno de sus reactores, de 34 años de antigüedad.

Ese mismo año se hizo público también que varios proveedores suministraron durante años, y tras falsificar las correspondientes garantías de calidad, piezas "no homologadas" para diferentes reactores nucleares del país.

Entre ellos se cuenta precisamente la unidad de agua a presión de segunda generación de Wolseong que fue inaugurada en 2012, y que permanece apagada hasta que se reemplace un sistema de cableado no homologado.