Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
EEUU AVIACIÓN

Boeing inspecciona los aviones 787 en producción por fisuras en las alas

Los 787 entraron en servicio en 2011, ya con tres años de retraso, debido a problemas derivados de su novedoso diseño. EFEArchivo Ampliar foto
Los 787 entraron en servicio en 2011, ya con tres años de retraso, debido a problemas derivados de su novedoso diseño. EFE/Archivo EFE

El fabricante aeronáutico Boeing anunció hoy que está inspeccionando unas 40 unidades de su avión Dreamliner 787 en proceso de producción por posibles fisuras en las alas de algunos de ellos.

"Estamos seguros de que el problema no se da en la flota en servicio", aseguró a Efe un portavoz de la compañía, que aseguró que el problema puede afectar a "aproximadamente 40 aviones" pendientes de entrega.

Boeing explicó que fue informada por parte de su suministradora Mitsubishi de que el fallo podía deberse a un cambio en su proceso de fabricación.

"Entendemos el problema, lo que debe hacerse para corregirlo y estamos completando inspecciones de los aviones potencialmente afectados", indicó la empresa.

Según la compañía con sede en Chicago (EEUU), "las áreas afectadas son muy pequeñas" y el tiempo requerido para repararlas es de entre una y dos semanas.

Por ello, la empresa señala que puede haber "algún retraso en las entregas", pero no espera problemas importantes para el calendario previsto en 2014.

La serie Dreamliner 787 ha dado numerosos problemas a Boeing, especialmente después de que a comienzos de 2013 se suspendiesen temporalmente los vuelos con los aparatos de ese tipo como consecuencia de varios incendios registrados en sus baterías de litio.

La compañía se vio obligada a ofrecer un nuevo diseño de las baterías para que las autoridades diesen luz verde al uso de los aparatos.

Los 787 entraron en servicio en 2011, ya con tres años de retraso, debido a problemas derivados de su novedoso diseño.

Boeing, sin embargo, logró recuperarse y cerró el año 2013 con un beneficio neto de 4.585 millones de dólares, un 18 % más que los 3.900 millones del año anterior.