Las Tablas, 700 pisos más

El precio medio del metro construido baja de los 3.000 euros

Foto de archivo del barrio de Las Tablas, en el norte de Madrid.
Foto de archivo del barrio de Las Tablas, en el norte de Madrid.

Comentaba hace siete años una vecina recién llegada al PAU de Las Tablas, en el norte de Madrid, que "no había ni un triste chino para comprar un tupper". Hoy, los comercios son muy numerosos pero, en su mayoría, los 364 locales o son sucursales bancarias o están dedicados a restauración. A la mayoría de los casi 30.000 residentes no les queda otra que cruzar cada semana la autovía A-1 para ir a comprar al centro comercial de Sanchinarro.

Tiene una numerosa oferta comercial de restaurantes y cafeterías de la que, de lunes a viernes, suelen beneficiarse los más de 15.000 empleados en los grandes parques empresariales que bordean el ámbito residencial, especialmente los 12.000 que acoge el Distrito C, la sede de Telefónica separada de los bloques residenciales por la M-40.

Los comerciantes esperan aumentar la clientela con los 6.000 empleados que ocuparán dentro de un año la nueva sede del BBVA, cuando acaben las obras de "La Vela", el edificio principal de casi 100 metros de altura diseñado por Jacques Herzog y Pierre de Meuron.

En Las Tablas queda ya muy poco margen para la obra nueva. Tras las 11.500 viviendas entregadas, apenas hay un centenar en ejecución y resta una edificabilidad para unos 700 más.

Por lo que a precios se refiere, la oferta de lanzamiento en las últimas promociones sitúa el metro cuadrado a una media de 2.900 euros, un 45% menos que los máximos alcanzados hace siete años. 

De lunes a viernes la presencia de los 12.000 empleados que acuden cada día al Distrito C de Telefónica, más otros 3.000 de otras grandes multinacionales y los 6.000 que el próximo año llegarán para ocupar la nueva sede del BBVA, imprimen al barrio de Las Tablas una impronta distintiva respecto al resto de los PAU, en los que la edificabilidad terciaria resulta muy reducida o inexistente. En la mayoría, el uso residencial predomina de forma determinante.

Si se obvia el emplazamiento de grandes edificios empresariales, junto a la autovía del Norte (A-1) y la M-40, Las Tablas representa otro ejemplo de trama urbanística que responde a la típica ciudad dormitorio con muy escasa vida social, con los habitantes recluidos en sus casas o en torno a los espacios comunes de las urbanizaciones cerradas.

Son cerca de 30.000 los habitantes residentes en este barrio del norte de la capital que ocupan la mayoría de las 11.478 viviendas entregadas, a los que la falta de un espacio comercial de referencia hace que se vean obligados a desplazarse al vecino centro comercial de Sanchinarro, al otro lado de la A-1, para hacer la compra de la semana.

Las escasas parcelas que quedan vacantes o con edificios que se quedaron a medio terminar, se localizan en la zona suroeste del barrio, en la confluencia de la avenida del Camino de Santiago con el eje vertebrador que forman las calles de Valcarlos y de la Sierra de Atapuerca.

Allí, además de esqueletos de edificios en estructura, como uno ofrecido por Altamira Santander, puede verse como algunos promotores han iniciado las obras de construcción de nuevas promociones, entre las que destacada una, en régimen de cooperativa, gestionada por Urbagesa y un proyecto de la promotora Aelca.

En la confluencia de la calle Cirauqui con la de Valcarlos y Sierra de Atapuerca, la sociedad cooperativa La Rotonda de las Tablas tiene disponibles viviendas de dos a cinco dormitorios, de 107 a 242 metros cuadrados, con precios que oscilan entre 250.000 y 570.000 euros.

Justo al lado, la constructora Avintia ha comenzado los trabajos para poner en marcha los 85 pisos del Residencial Las Terrazas de Las Tablas, proyectados por Aelca para ser entregados durante el verano de 2016. Pisos de dos dormitorios, con 107 metros, con precios que parten de 255.000 euros. Los de tres y cuatro dormitorios —entre 128 y 178 metros cuadrados—, tienen precios desde 321.000 y 426.000 euros, respectivamente. Y los más grandes, de 205 metros cuadrados de superfície, suben por encima de los 500.000 euros.

Dentro de un año, tiene previsto entregar Coivisa los 66 pisos que forman la segunda fase del residencial Torreón del Parque, en el número 2 de la calle de Capiscol. Aquí, el precio del metro cuadrado se eleva por encima de los 3.000 euros, de manera que un piso de dos dormitorios, con 71 metros, sube a casi 229.000 euros, mientras que los de tres, con superfícies entre 107 y 136 metros cuadrados, varían entre 325.900 y 418.900, respectivamente.

Algunas de estas viviendas nuevas, a entregar a lo largo de los dos próximos años —o las que se puedan poner en marcha hasta colmatar los 63.000 metros cuadrados de edificabilidad residencial que resta para rematar el barrio de Las Tablas—, podrían ser ocupadas por algunos de los aproximadamente 6.000 empleados del BBVA que en 2015 llegarán hasta el nuevo barrio para trabajar en la nueva sede, esa icónica elipse acristalada de casi 100 metros de altura diseñada por los arquitectos Jacques Herzog y Pierre de Meuron.

“La Vela”, como ha sido bautizado por los empleados del banco que ya ocupan los edificios operativos de la primera fase, rematará un complejo de oficinas y servicios de 114.000 metros cuadrados.

El edificio vanguardista dispondrá de 14.000 metros cuadrados de zonas verdes, 100.000 matorrales y pequeños arbustos, 400 plantas colgantes y 450 árboles. Además de “La Vela’, la Ciudad BBVA contará con otros siete edificios de tres alturas que llevan los nombres de los continentes. Las calles que los rodean se han bautizado con los nombres de mares y océanos. De todos los edificios, solo está en funcionamiento el Oceanía.

En segunda mano, la bajada de precio respecto a los máximos de hace siete años se deja notar, muy por encima de lo que se ofrece en obra nueva.

Aunque todavía hay propietarios que no se resignan a vender por menos de lo que les costó su viviendas, otros ya han optado por afrontar la realidad y poner en venta sus propiedades muy por debajo de los 3.000 euros el metro cuadrado construido. E incluso algunos lo hacen llevando el precio unitario del metro construido por debajo de los 2.000 euros, como ocurre con pisos de 118 metros en venta por 230.000 euros.

Si el precio de venta resulta caro para los que estén pensando en residir en Las Tablas, pueden optar por el alquiler. Hay una oferta muy abundante y adaptada a todas las superficies que se requiera. Desde pequeños apartamentos por menos de 500 euros mensuales a áticos de cinco dormitorios y más de 200 metros cuadrados por el que se piden rentas de casi 2.000 euros al mes. En medio, decenas de pisos de 50 a 60 metros cuadrados, con rentas entre 600 y 750 euros, o de 90 a 100 metros con una renta máxima mensual de 1.000 euros.

El puntual problema de aparcamiento que se da en Las Tablas está siendo aprovechado por algunos vecinos para alquilar las plazas que les sobran a unos precios que, en algunos casos, permiten arrendar por veinte euros al mes, aunque lo normal es que esa renta esté en torno a los setenta euros.

Para los que estén pensando abrir un negocio, de hostelería o de lo que sea, existe disponibilidad de oferta, tanto en venta como en alquiler. Existe disponibilidad de espacios comerciales de 225 metros cuadrados, que se pueden adquirir por unos 300.000 euros o alquilar al mes por 1.600 euros.

Si está emplazado en zona de gran tránsito, como puede ser la situada cerca del Distrito C, el precio de compra llega a duplicarse, con locales de cien metros cuadrados por los que piden cerca de esos 300.000 euros. En alquiler, la renta de los más pequeños, de 80 metros, están en unos 1.200 euros al mes, y los de mayor superficie, con unos 700 metros, se arriendan por cerca de 3.000 euros.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción