Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La demanda de crédito para el consumo de las familias vuelve a aumentar

La mejora de la confianza y la compra de bienes duraderos contribuyen al repunte

Es la primera vez que mejora desde el inicio de la crisis

Una mujer haciendo compras en el Barrio de Salamanca, Madrid Ampliar foto
Una mujer haciendo compras en el Barrio de Salamanca, Madrid

La demanda de crédito de los hogares para consumo aumentó en el cuarto trimestre de 2013 por primera vez desde que se inició la crisis, debido a la mejora de la confianza en los consumidores y al incremento del gasto en bienes duraderos, según la última encuesta sobre préstamos bancarios del Banco de España que cierra un año que ha sufrido un desplome de los préstamos sin parangón en la estadística. La mejora coincide con el repunte de la actividad económica en el cuarto trimestre, periodo en el que el PIB avanzó un 0,3%, lo que representa el mejor dato intertrimestral desde 2008. La petición de financiación para comprar casa con hipoteca, sin embargo, no se recuperó.

Pese a ello, las entidades siguieron sin abrir el grifo ya que mantuvieron sin cambios los criterios para aprobar nuevos préstamos. Ello se explica porque aunque mejoran las expectativas sobre la evolución de la economía, "su variación no fue suficiente para que las entidades cambiaran su política crediticia". Por los mismos motivos, sin embargo y ante las perspectivas de que la mejora general de la economía se consoliden, se muestran optimistas con respecto a la concesión de créditos en el primer trimestre del año.

Las expectativas sobre la evolución de la economía mejoraron en cierta medida"

Banco de España

En cuanto a la financiación a empresas, también las solicitudes de fondos por parte de las sociedades no financieras aumentaron en el último trimestre del pasado ejercicio por primera vez desde mediados de 2011. Sin embargo, el repunte se centró en las pymes, mientras que cayó la demanda de grandes empresas. En paralelo a la mayor demanda, el organismo liderado por Luis María Linde evidencia que la banca española suavizó ligeramente los criterios de aprobación de nuevos créditos a las pymes.

De materializarse la previsión de más crédito, las solicitudes de financiación de los hogares y empresas volverían a aumentar. La banca también espera que contribuyan a la relajación de los criterios de aprobación en crédito a las pymes las medidas regulatorias para elevar su posición de capital.

Más información