Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
HACIENDA NAVARRA

La consejera navarra niega injerencias o tratos de favor

La vicepresidenta y consejera de Economía, Hacienda e Industria y Empleo, Lourdes Goicoechea, durante su comparecencia hoy en la comisión de investigación abierta en el Parlamento de Navarra por las acusaciones contra ella de "injerencias" de la exdirectora de la Haciernda Foral Idoia Nieves. Ampliar foto
La vicepresidenta y consejera de Economía, Hacienda e Industria y Empleo, Lourdes Goicoechea, durante su comparecencia hoy en la comisión de investigación abierta en el Parlamento de Navarra por las acusaciones contra ella de "injerencias" de la exdirectora de la Haciernda Foral Idoia Nieves. EFE

La vicepresidenta y consejera de Economía, Hacienda, Industria y Empleo, Lourdes Goicoechea, ha desmentido a su exdirectora de Hacienda, negando tanto injerencias como intentos de tratos a favor a algunos contribuyentes o la petición de documentos confidenciales, aunque el PSN ha pedido que se remita su declaración al fiscal.

En concreto, el socialista Pedro Rascón ha pedido que se "deduzca testimonio y se remita al fiscal" lo declarado al entender que existen "indicios suficientes" para mantener que Goicoechea ha podido incurrir en un delito de tráfico de influencias, un asunto que, en todo caso, deberá ser decidido por la comisión, ha aclarado el presidente de la misma, Juan José Lizarbe, al portavoz de UPN.

Goicoechea, quien ha afirmado en repetidas ocasiones que no se acordaba de fechas o datos aunque ha defendido el "rigor" de sus actuaciones, ha respondido durante tres horas y cuarto a las preguntas de los miembros de UPN, PSN y Bildu en la comisión de investigación creada por el Parlamento de Navarra para tratar de acreditar las acusaciones vertidas contra ella por la exdirectora de la Hacienda Tributaria, Idoia Nieves.

No obstante, a las 21:45 horas, el presidente ha suspendido la sesión para proseguir mañana a las 10:00 horas con la declaración de la consejera, quien, durante su intervención, ha afirmado conocer que la presidenta Yolanda Barcina había ofrecido a Idoia Nieves ser consejera. "Yo también le dije que se la ofreciera", ha dicho antes de señalar que no piensa dimitir: "De momento seguiré", ha comentado al final de su intervención.

Antes, ha negado que, frente a lo señalado por Nieves, le hubiera pedido, en el transcurso de una comida en septiembre de 2011, cuando era consejera de Desarrollo Rural e Industria, el plan de inspección para conocer si había alguna empresa de su anterior asesoría fiscal.

Sobre el impacto económico del retraso en la devolución del IVA, considerado por Nieves como una "ilegalidad tributaria", la consejera ha reconocido que a finales del 2012 "había una bajada de ingresos de acuerdo a los previstos importante" y se decidió, "con todos los datos disponibles en aquel momento" por retrasar dicho pago para cumplir con el objetivo del déficit.

Al respecto ha recordado que ya en 2011, con Álvaro Miranda como consejero, se tomó también la decisión de posponer el plazo de las devoluciones.

Al negar las injerencias y tratos de favor, Goicoechea ha subrayado que "nunca" ha dado orden de actuar contra la ley ni para dar un trato más favorable a nadie, tampoco a la Universidad de Navarra, pese a que, en ese caso, pidió "aclaraciones" sobre una actuación de la Inspección por una retribución en especie a sus trabajadores, la gratuidad de la enseñanza de sus hijos, en un momento en el que había cambiado la ley.

Sobre la petición de datos relacionados con Caja Navarra, en abril de 2013, ha asegurado que pidió formularios sobre la retribución de los consejeros y pago a proveedores pero "siempre que me correspondieran" ya que era un momento en el que Caja Navarra "estaba en plena ebullición", con una causa judicial abierta, preguntas parlamentarias "de todo tipo" y "muchos" cambios en la entidad.

No obstante, ha precisado que, cuando se le comunicó que era CaixaBank quien podía disponer de la información, no volvió a pedir "absolutamente nada".

Goicoechea, quien ha reconocido contactos previos a su comparecencia con parlamentarios de UPN pero solo para conocer la dinámica de la propia comisión, ha señalado que en su actuación con una pequeña empresa del sector agroalimentario que había sido cliente suya, en vez de pedir que se tuviera en cuenta el momento "delicado" que atravesaba tras un grave accidente laboral, "es verdad que le podía haber remitido directamente a la inspección".

"Pero más lo hice por la circunstancia tan difícil que atravesaba que por otra causa", ha señalado para asegurar que no hubo "ni intromisión ni injerencia en la Hacienda Tributaria".