El aeropuerto de Ciudad Real busca dueño por 100 millones

Concluye el plazo ampliado para pujar por el aeródromo, en concurso de acreedores

Vista del aeropuerto de Ciudad Real.
Vista del aeropuerto de Ciudad Real. EFE

El plazo ampliado por los administradores concursales para aceptar ofertas de compra por el aeropuerto de Ciudad Real, uno de los proyectos de infraestructuras que han acabado en fiasco, finaliza este miércoles. Se trata de la segunda vez que se amplía el plazo y hasta ahora solo se ha mostrado interesado un empresario madrileño afincando en Antequera (Málaga).

El mínimo para participar en la subasta son 100 millones. Oficialmente no ha trascendido ninguna oferta oficial. Pero sí se ha sabido, a través de sus propias declaraciones, que Francisco José Ortiz Carrillo ha presentado ha presentado sucesivamente dos ofertas por el aeropuerto por 121 millones, la primera de las cuales fue rechazada porque el banco que avalaba ese dinero no estaba registrado en España.

La puja ha sido acordada por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 y de lo Mercantil de Ciudad Real a petición de los administradores concursales. El primer plazo se abrió  el 2 de diciembre y se cerró el 27 de ese mismo. Después se abrió otro hasta este miércoles.

En el caso de que la extensión del plazo volviera a cerrarse sin interesados, el plan de liquidación prevé dos subastas posteriores, una que permite la posibilidad de aplicar un precio mínimo de salida de 80 millones de euros y otra que no exige un precio mínimo.

El aeropuerto, cuya construcción se elevó a más de 1.000 millones de euros, entró en concurso de acreedores en 2010 con una deuda de más de 300 millones.

Murcia aboga por suspender el proceso judicial por el aeropuerto

El consejero de Obras Públicas y Ordenación del Territorio del Gobierno de Murcia, Antonio Sevilla, ha asegurado que la Comunidad pretende "suspender" el proceso judicial abierto con el consorcio concesionario del nuevo aeropuerto de la región, liderado por Sacyr, y que mantiene septiembre de 2014 como fecha de apertura del aeródromo. La constructora había solicitado sin éxito a los servicios jurídicos de la comunidad que secundaran su petición al Tribunal Superior de Justicia (TSJ) murciano para que suspenda la rescisión del contrato.

Pese a ello, el consejero ha ratificado que el objetivo de la comunidad es "suspender el proceso judicial y, a partir de ahí, poder avanzar en el sentido en el que a todos nos interesa". El primer paso sería poder certificar el fin de obra. A continuación, ha explicado Sevilla, tendrían que elevar una consulta a Bruselas para saber si es posible un préstamo participativo que facilite "arrancar el aeropuerto en los primeros años". En cualquier caso, ha advertido de que la concesionaria "se tiene que hacer cargo de un préstamo que está ahora en manos de la Comunidad Autónoma".

Al ser preguntado por el hecho de si Sacyr y sus socios han cumplido con el plazo establecido por Hacienda para pagar esos 180 millones de préstamo, Sevilla ha dicho no tener constancia de ello. "No conozco el alcance del proceso judicial", ha destacado.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS