Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

General Motors España invertirá 210 millones en 2014 en Figueruelas

El fabricante de automóviles espera producir cerca de 300.000 unidades en su planta aragonesa

Trabajadores de la cadena de GM España tiene en Figueruelas
Trabajadores de la cadena de GM España tiene en Figueruelas EFE

General Motors España invertirá este año 210 millones de euros en su planta de Figueruelas (Zaragoza), donde producirá cerca de 300.000 unidades, ha anunciado el director general de la planta, Antonio Cobo, quien este martes ha pilotado el primer vehículo del nuevo modelo de Meriva, que se ha fabricado en la factoría. Este año se lanzarán el Mokka y los nuevos Meriva y Corsa.

La perspectiva para 2014 es "fabricar algunas unidades más" que en 2013, unas 10.000 más, lo que sitúa el total entre 290.000 y 295.000. "Si el mercado, de verdad, repunta" la situación será "mejor" que el año pasado, ha dicho Cobo con motivo del encuentro anual con los medios de comunicación, este martes, en la fábrica.

La inversión de unos 210 millones de euros incluye tanto los nuevos productos, como la innovación y es "bastante más que en 2013, que ha sido un año importante también", con unos 160 millones destinados a esta finalidad, política que continuará los próximos años en Figueruelas, aunque no siempre al ritmo de 2014. Cobo ha indicado que si se fabrican todos los modelos asignados a la factoría zaragozana y el mercado se recupera "ligeramente" la planta trabajará con su "capacidad total".

En 2014, "Zaragoza tiene que hacer el mismo trabajo que ha hecho toda Europa en 2013; es un reto, ahora nos toca a nosotros y vamos a intentar hacerlo bien, mejor", ha dicho, para agregar que este "es un año que, aunque parezca diferente, es el más difícil todavía, mucho más que 2013", ya que "tenemos el reto de hacer los mejores lanzamientos" y "todo el mundo nos va a estar mirando".

En este sentido, ha argumentado que van a trabajar "con mucha ilusión" y "a dar lo mejor de nosotros mismos", al tiempo que ha deseado que los nuevos modelos permitan "llenar la planta" y acercarse a la "capacidad total", sobre lo que ha opinado que "estamos en el camino correcto".

Igualmente, ha pronosticado que este año "será mejor en ventas" que el año pasado, "pero no en los niveles que nos gustaría tener" y ha comentado que la próxima semana se reunirá el Comité Ejecutivo mundial de GM en la ciudad norteamericana de Detroit, donde se darán a conocer los planes para 2014.

Cobo ha confiado en que durante la próxima primavera puedan comenzar las pruebas para la fabricación del Mokka, lo que permitirá validar tanto los procedimientos como el producto en sí. Asimismo, Opel seguirá trabajando en las futuras generaciones del Mokka, pero "el actual es por muchos años".

Según ha relatado, cuando se asignó el Mokka a Figueruelas, "el objetivo era relocalizar del orden de entre 66 y 70 componentes mayores del vehículo, todos aquellos que desde el punto de vista logístico podían tener un impacto mayor" sobre el coste de la operación. Así, el 85% de los componentes del Mokka se han asignado a España, lo cual es "una buena noticia", y, de estos, el 65% se fabricarán en las cercanías de Figueruelas, en el corredor del Ebro.

La intención es acortar los tiempos de espera "drásticamente" para "atender la fuerte demanda, pero también ayudar a ajustar la capacidad de todas las plantas". Este modelo se fabricará en la línea 1 de Figueruelas, junto con el nuevo Meriva, y es "un reto en logística", con el añadido de que Zaragoza quiere fabricarlo mejor que como se manufactura en Corea del Sur.

En este punto, ha señalado que "en un mundo global no cabe pensar que la base de proveedores va a ser la tradicional que teníamos porque el mundo está abierto" y ha puesto el ejemplo GM Corea del Sur, que recibe componentes de países como México y Estados Unidos, para comentar que el Mokka "es un producto netamente europeo".