Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bank of America se queda cerca de triplicar el beneficio durante 2013

La entidad, rescatada con dinero público hace cinco años, mejora ingresos y reduce hipotecas

Un cartel de Bank of America, reflejado en un cristal.
Un cartel de Bank of America, reflejado en un cristal. EFE

Hace cinco años que el contribuyente estadounidense salió en auxilio de Bank of America. Tras el rescate, la entidad se sometió a una intensa reestructuración y tuvo que afrontar una serie de costosos litigios por los abusos anteriores a la crisis. Ahora, un lustro después, el segundo banco por activos de EE UU deja todo eso atrás y cierra el ejercicio con un beneficio de 11.400 millones de dólares (8.400 millones de euros), casi el triple que en 2012.

Según los resultados que ha publicado este miércoles Bank of America, no es solo que ya no tenga que apartar tanto dinero para hacer frente a las cargas extraordinarias de los problemas legales que heredó tras la compra de Countrywide. Es que además mejora la calidad del crédito, lo que le permite reducir las presión en el negocio hipotecario. Pero en este caso, como en su gran rival JPMorgan Chase y en Wells Fargo, se observa una caída del 46% en la concesión de préstamos para la compra de una vivienda.

Hace un año, el grupo financiero con sede en Charlotte (Carolina del Norte) ganó 4.200 millones. Los ingresos de Bank of America mejoraron un 7% en el año, hasta los 89.800 millones. En el cuarto trimestre, el beneficio pasó de 730 millones en 2012 a 3.440 millones en 2013 mientras que mejoró la facturación un 15%, a 21.240 millones. En este caso también contrasta con JPMorgan.

El gran reto para la entidad que dirige Brian Moynihan, como pasa con el resto de los grandes bancos de EE UU, es como va a mantener los ingresos ahora que parece que el repunte inmobiliario se frena conforme la Reserva Federal retira los estímulos a la economía y suben los tipos. Además, el crecimiento sigue siendo moderado, lo que afecta al consumo.

Pese a los gastos por litigios que aún tiene pendientes con el Departamento de Justicia y la agencia de la Vivienda y a la debilidad económica, Bruce Thompson, su director financiero, asegura que el banco inicia 2014 con “uno de los balances más sólidos de su historia”. Mañana presentan resultados Citigroup y Goldman Sachs. El viernes es el turno de Morgan Stanley.

Más información