Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El grueso de la cartera de deuda pública no penalizará en las pruebas a la banca

Draghi dice que no se espera que se ponga a valor de mercado la deuda a vencimiento

El presidente del BCE, Mario Draghi.
El presidente del BCE, Mario Draghi. EFE

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha aclarado que las carteras de deuda pública a vencimiento no tendrán una penalización especial en las pruebas de resistencia al sector financiero. Según afirma Draghi en una carta remitida a Sharon Bowles, presidenta de la comisión de asuntos económicos de la Eurocámara, y revelada por Cinco Días, "no está previsto" que está inversión sea tasada a precios de mercados, lo que evita a las entidades tener que realizar aportaciones de capital adicionales si querían aprobar los test de estrés.

"La exposición soberana entrará dentro del alcance de la evaluación integral al sector", dice el presidente del instituto emisor en la carta. "Esto implica la posible inclusión de los activos de esta clase en la asset quality review —una segunda fase de las pruebas más exhaustiva—, aunque dada la diferente naturaleza de estas exposiciones, el riesgo de que tengan una consideración negativa en las pruebas de esfuerzo es relativamente bajo", añade antes de recordar que la inversión en deuda soberana se divide en dos.

Así, por un lado está la que los bancos mantienen hasta vencimiento mientras van cobrando intereses independientemente de su cotización en los mercados secundarios. Por el otro, la que inscriben en su cartera de activos susceptibles de negociación y venta, donde sí se podría establecerse algún tipo de penalización. Esta segunda cartera tiene mucho menos peso en el conjunto de la exposición soberana.

Tasar todos los activos en deuda pública a precios de mercado implicaría reconocer minusvalías en los casos en los que los activos cotizasen por debajo del precio al que en su día se compraron. Por lo tanto, tendría que ser sometidas a una quita, lo que conllevaría unas pérdidas y, a su vez, unas provisiones para cubrir estos números rojos, lo que obligaría a las entidades a reunir más capital.

Más detalles a final de mes

Para conocer la letra pequeña del avance de Draghi habrá que esperar unas semanas. "Otros detalles relativos a la prueba de esfuerzo se darán a conocer a finales de enero o principios de febrero", añade el economista italiano en su misiva. Aunque no se conoce el detalle de cómo será el examen, lo que si está garantizado es que los criterios serán los mismos para todos los 128 bancos que serán sometidos a las pruebas y a todos los países. Los tests, cuyos resultados se conocerán a finales de este año, se harán sobre los balances de cierre del ejercicio 2013.

En el caso de España, un total de 16 entidades españolas serán examinadas por el instituto emisor en colaboración con las autoridades nacionales competentes y la consultora Oliver Wyman. Entre ellas se encuentran BBVA, Santander, Banco de Sabadell, Banco Financiero y de Ahorros (BFA), Banco Mare Nostrum, Banco Popular Español y Bankinter.

Asimismo, también participarán en este ejercicio Ibercaja, La Caixa, Caja España, Cajas Rurales Unidas, Catalunya Banc, Kutxabank, Liberbank, Unicaja, y NCG Banco.


Más información