Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GRECIA SANIDAD

Los médicos del sistema público griego prolongan huelga hasta el 10 de enero

Varios doctores y personal sanitario muestran pancartas en una manifestación en Atenas (Grecia). EFEArchivo Ampliar foto
Varios doctores y personal sanitario muestran pancartas en una manifestación en Atenas (Grecia). EFE/Archivo EFE

Los médicos adscritos al sistema público de salud griego (EOPYY) decidieron hoy prolongar hasta el próximo 10 de enero la huelga iniciada el pasado 25 de noviembre contra las amenazas de despido y la reforma sanitaria.

La decisión fue tomada tras una reunión infructuosa con el viceministro de Sanidad Andonis Bezas, en el marco del diálogo iniciado en vísperas de la Navidad para buscar una solución negociada.

El diálogo fue una iniciativa del primer ministro, Andonis Samarás, y del presidente de la Asociación Panhelénica de Médicos, Mijalis Vlastarakos, en una reunión que tuvieron el 16 de diciembre, en la cual participó también el ministro de Sanidad, Ádonis Yeoryiadis.

Las negociaciones están enfocadas en buscar un consenso sobre los salarios de los médicos que trabajarán en las policlínicas a tiempo completo y las condiciones de salida de los que opten por mantener únicamente sus consultas privadas.

"No hubo acuerdo sobre los salarios de los médicos que trabajar en las nuevas policlínicas", explicó a Efe el presidente del sindicato de los médicos de EOPYY, Azanasios Apostolópulos.

El ministerio de Sanidad exige que los médicos cierren sus consultas privadas y trabajen en las policlínicas con salarios de 1.200 euros mensuales mientras un médico en un hospital público cobra entre 1.600 y 1.700 euros mensuales netos.

Actualmente los médicos especialistas adscritos al sistema público ejercen tanto dentro de las policlínicas públicas (con contratos de media jornada) como en sus propias consultas, donde cobran del Estado por cada visita atendida.

Además todos los médicos que trabajarán en las nuevas policlínicas serán evaluados a un plazo de 5 a 10 meses.

"Nos ofrecen condiciones de trabajo inaceptables para obligarnos a abandonar el sistema público de salud", destacó Apostolópulos.

"A pesar de la falta de resultados continuaremos el diálogo. El 3 de enero está prevista una nueva reunión para negociar las condiciones de salida de los médicos que preferirán trabajar en sus consultas privadas", añadió.

Los planes del ministerio de Sanidad prevén que ese mismo día pasen al esquema de reserva laboral -un periodo de paro de ocho meses que puede derivar en despido- 2.500 especialistas de los 6.000 médicos que trabajan en las policlínicas de EOPYY.

El Gobierno griego se ha propuesto dar un vuelco al sistema sanitario, actualmente muy centrado en policlínicas y médicos especializados, así como en la atención hospitalaria, y sustituirlo por un sistema cuyo foco principal serán los médicos de familia y los centros de atención primaria.

Según datos del Ministerio de Sanidad, en Grecia hay 72.000 doctores, 1 por cada 145 ciudadanos, de los que solo el 3,5 % son médicos de familia.

En otros países europeos, al menos un 10 % de los facultativos es médico de cabecera, en Francia incluso el 50 %.

La movilización de los médicos adscritos a EOPYY comenzó con una huelga de tres días que fue prolongada semana tras semana a raíz de unas declaraciones de Yeoryiadis en las que afirmó no estar dispuesto a mantener en el sector público a "gente que no es necesaria".

La participación en la huelga continúa siendo alta. Según el presidente de los médicos de EOPYY, la participación en los centros urbanos de Atenas y de Salónica, donde vive dos tercios de la población griega, es de alrededor el 80 %. En la periferia ronda entre el 40 % y el 50 %.