Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Popular vende la gestora inmobiliaria y gana 710 millones

Coloca la gestión del negocio del ladrillo a fondos buitre, después de haberlo saneado

El Banco Popular ha cerrado la venta de la gestión de su negocio inmobiliario por 815 millones a los fondos buitre Värde Partners y Kennedy Wilson. De este importe, 100 millones “son variables y dependerán de la evolución del negocio conjunto”, dijo la entidad en una nota. Esta operación reportará al banco “unas plusvalías aproximadas de 710 millones”, gracias a las altas comisiones cedidas a los fondos. Los activos, propiedad del Popular, se gestionarán a través de una sociedad de nueva creación participada al 49% por el banco. El valor neto contable de los créditos que gestionará la nueva sociedad será de 9.350 millones y el de los activos adjudicados de 6.500 millones. Ambos activos están ya fuertemente saneados por la entidad.

Banco Popular indicó que el cierre de la operación le permitirá rentabilizar al máximo la gestión de su negocio inmobiliario y, a la vez, concentrar aún más el eje de su actividad en la banca minorista de las empresas, las pymes y las familias, sobre el que se asienta su modelo de negocio.

Värde Partners es un consultor de inversiones registrado, centrado en mercados alternativos con más de 7.000 millones de activos en gestión. La firma emplea a más de 160 personas con oficinas en Minneapolis, Londres y Singapur.

Por su parte, fundado en 1977, Kennedy Wilson es una firma internacional de servicios e inversiones del sector inmobiliario, que cotiza en Nueva York. Con sede en Beverly Hills (California), Kennedy Wilson emplea 400 personas y cuenta con 24 oficinas, distribuidas entre los Estados Unidos, Reino Unido, Irlanda, España y Japón.

Kennedy Wilson cuenta con aproximadamente 14.000 millones de activos bajo gestión y, con sus socios, adquirió más de 10.000 millones de activos inmobiliarios o relacionados con el inmobiliario desde principios de 2010.