Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El millonario George Soros entra en FCC

El financiero participó en la operación en la que Esther Koplowitz vendió el 3,8% el 20 de diciembre

George Soros, en un ascensor en Davos en 2013.
George Soros, en un ascensor en Davos en 2013.

El multimillonario inversor y filántropo George Soros ha comprado la mayoría de la participación del 3,8% de FCC que la máxima accionista de la constructora, Esther Koplowitz, vendió hace unos días a un precio de 15 euros por título (en total fueron 72 millones de euros). Se trata del segundo accionista de renombre internacional que desembarca en la empresa en los últimos meses, después de que el multimillonario Bill Gates anunciase en octubre la compra de un 6%.

Tras la operación, la participación de Esther Koplowitz se reduce al 50,01%. La venta se enmarca en el acuerdo de refinanciación de deuda que recientemente cerró B-1998, la sociedad instrumental a través de la que Koplowitz controla FCC y en la que tiene como socios a la familia Aguinaga y las Bodegas Faustino (un 5% cada uno). El pacto incluía la venta de este porcentaje accionarial del grupo.

Soros, quien amasó parte de su fortuna tras tumbar la libra esterlina en 1992 apostando contra la divisa británica unos 10.000 millones de dólares, lleva semanas buscando oportunidades en el mercado español, según la prensa estadounidense, y se convierte así en el tercer accionista individual de FCC, según informa el diario Expansión en su edición de este jueves. Un portavoz de FCC contactado por este diario no comentó la información.

Como segundo accionista está Bill Gates. El fundador de Microsoft compró en octubre un 5,7% de la empresa que entonces estaba en autocartera por unos 113 millones de euros. El empresario estadounidense abonó 14,85 euros por acción.

FCC ultima actualmente el proceso de refinanciación de unos 5.000 millones de euros de deuda, el grueso del pasivo de 6.577 millones de euros que sumaba el cierre del pasado mes de septiembre.

En paralelo, la compañía que preside Esther Alcocer Koplowitz trabaja en la venta de un conjunto de activos, como son su negocio logístico, la filial de mobiliario urbano Cemusa y la división de energía.

Todo ello se enmarca en el plan estratégico que puso en marcha el pasado mes de marzo con el fin de recortar su endeudamiento y volver a beneficios. Este plan contemplaba la ejecución de desinversiones por valor de unos 2.500 millones de euros hasta 2015.