Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Por primera vez en su historia

Acciona suprime el pago del dividendo a cuenta por primera vez desde 1997

La decisión del grupo está relacionada con la incertidumbre que rodea a las renovables

Acciona ha decidido no repartir entre sus accionistas el dividendo a cuenta de los resultados del grupo correspondientes al ejercicio 2013, que tradicionalmente abona en el mes de enero, según anunció la compañía de construcción, servicios y energía. Se trata de la primera ocasión en que la compañía presidida por José Manuel Entrecanales suspende el pago del dividendo desde al menos 1997, cuando se constituyó como grupo con la actual denominación de Acciona.

La decisión de la compañía se enmarca en la coyuntura que actualmente atraviesan las empresas con negocios de energía renovable, que aún no conocen el impacto que tendrá en sus cuentas la segunda fase de la reforma energética aprobada por el Gobierno, según apuntaron a Europa Press en fuentes del sector. Asimismo, Acciona acuerda no distribuir dividendo a cuenta después de que ya aprobara, en junta de accionistas, recortar en un 11% el que ha pagado este año con cargo a los resultados de 2012.

En concreto, este año ha abonado a los socios un dividendo bruto total de 2,65 euros por acción correspondientes a 2012. De este importe total, 0,90 euros se abonaron con cargo a resultados y los 1,75 euros restantes como dividendo complementario. El presidente de Acciona y su vicepresidente, Juan Ignacio Entrecanales, y sus familias, son los socios de referencia del grupo, con una participación del 27,8% y del 27,4% respectivamente.

Vuelta de tuerca al plan de ajuste

La compañía, que figura como uno de los principales grupos de renovables del mundo, con 8.500 megavatios (MW) de instalaciones renovables instalados, desarrolla el plan de ajuste que puso en marcha el pasado mes de marzo para mitigar el efecto de laa primera fase de la reforma energética ya aprobada por el Gobierno.

El plan contempla, entre otras medidas, el recorte de sus inversiones, que se centrarán en el exterior, y las venta de activos maduros y no estratégicos. Además, Acciona avanzó recientemente que no descarta dar una "vuelta de tuerca" a estos ajustes en función del impacto que finalmente le genere la segunda parte de la reforma, actualmente en trámite parlamentario.

Por el momento, las dos anteriores modificaciones legislativas ya han supuesto un impacto de 131 millones de euros en las cuentas de los nueve primeros meses de este año. Este importe equivale al 84% del beneficio bruto de explotación (Ebitda) que genera toda la división de energía de Acciona.