Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los ministros de la UE reclaman a España avances en la reforma tributaria

Los ministros del Ecofin recomiendan a España revisar la eficiencia en el gasto público

Hace un año, España era una de las grandes preocupaciones de los líderes europeos; un país del que podían esperarse las noticias más catastróficas y que, por su peso específico, podía arrastrar al resto del continente. Hoy es uno de esos “ejemplos de éxito” que tan imperiosamente necesitan mostrar ante casos con más difícil solución como el griego o, en menor medida, el portugués. Sin embargo, al Gobierno de Mariano Rajoy aún le llega algún que otro tirón de orejas de Bruselas. La Comisión Europea le pidió hace un mes más reformas para asegurar el cumplimiento del déficit. Los ministros de Economía de la UE reclaman ahora avances visibles en la reforma tributaria.

El análisis que hacen los ministros reunidos en el Ecofin es, en general, positivo hacia España. “El programa incluye un conjunto adecuado de reformas presupuestarias estructurales que pueden propiciar una corrección duradera y eficaz del déficit excesivo”, asegurar el documento firmado por los ministros. Pero las alabanzas no evitan que el Ecofin lamente que algunas de las recomendaciones de la UE solo se hayan visto hasta ahora respaldadas por medidas concretas “parcialmente”. “Es el caso, por ejemplo de la revisión sistemática de las grandes partidas de gasto para mejorar la eficacia del gasto público”, señalan los ministros.

Estas palabras añaden leña a uno de los debates en los que se centrará la agenda del Gobierno el próximo año: si tiene margen para, como pretende, bajar impuestos en 2015 cumpliendo además los planes de reducción del déficit, un objetivo inexcusable según el ministro de Economía, Luis de Guindos. “España puede modificar su modelo fiscal para conseguir un sistema que incentive la creación de empleo y favorezca el crecimiento”, responde sin decir que sí ni que no el comisario europeo de Asuntos Económicos, Olli Rehn.

Otro de los toques de atención del Consejo a España se centra en el mercado laboral. El documento elaborado por el Gobierno detallaba los efectos que había tenido la reforma laboral del año pasado, la reforma que está en marcha de las políticas activas de empleo y la aplicación de las estrategias de emprendimiento y empleo joven. Los ministros echan de menos, sin embargo, ideas concretas para profundizar en la modernización de los servicios de empleo público. “Es más, tras la evaluación de la reforma laboral, [el Gobierno español] no contempla medidas que abunden en la consolidación de esta reforma”, añaden.

Los ministros de Finanzas del euro ya habían pedido recientemente a España adoptar una “segunda ronda” de la reforma laboral, sin especificar en qué consistiría. El Ministerio de Economía considera que tan solo tienen que “perfeccionar” el actual marco, así como simplificar y flexibilizar las diferentes modalidades de contratación.

Más información