Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
TURISMO NIEVE

Las estaciones de esquí catalanas y andorranas celebran un puente "positivo"

En la imagen, la estación de La Molina (Girona). EFEArchivo Ampliar foto
En la imagen, la estación de La Molina (Girona). EFE/Archivo EFE

Las estaciones de esquí catalanas y andorranas han calificado de "muy positiva" la afluencia de visitantes en el puente de la Constitución, con casi cien mil esquiadores en total y ocupaciones hoteleras superiores al 80 por ciento.

La estación con más visitantes ha sido Grandvalira (Andorra), con 44.000 esquiadores, contabilizando así un 10% más de entradas respecto al puente de diciembre del año pasado, que en ese caso se prolongó durante cuatro días, uno más que este año.

Según un comunicado de la estación andorrana, la media de esquiadores por día ha sido de 14.666 esquiadores, siendo el sábado la jornada de máxima afluencia, con 18.000 personas.

La mayoría de visitantes procedían de Cataluña, Madrid y Valencia, así como también del sur de Francia, especialmente durante el fin de semana en el que la estación ha abierto casi al 100%, con un total de 200 kilómetros, 110 pistas y gruesos de entre 100 y 170 centímetros.

"Este puente suele ser el pistoletazo de salida de la temporada y tenemos que estar muy satisfechos del número de visitantes y las condiciones excepcionales de nieve y sol. Aunque somos prudentes es una buena señal ver que, a pesar de la crisis, se ha movilizado mucha más gente que el año pasado", ha explicado la directora general de Grandvalira-Nevasa, Núria Tarré.

También "positivo" ha sido este puente para la andorrana Vallnord, con 21.000 esquiadores, cifra que "supera ligeramente" la del año anterior; además, solo el sábado se registraron la mitad de visitantes del global de los tres días.

Vallnord ha dispuesto de más del 90% de las instalaciones abiertas en sus tres sectores: "El buen tiempo y las buenas condiciones de la nieve también han sido claves para cerrar la primera cita de la temporada en positivo", ha afirmado su director general, Martí Rafel, en una nota de prensa.

El responsable ha destacado que las nevadas de noviembre, que dejaron grosores de 140 centímetros en las cotas más altas, "generaron un buen ambiente entre los esquiadores y eso se ha visto reflejado en la ocupación de estos días", por lo que se ha mostrado "optimista" con vistas a las semanas de Navidad.

Los clientes principales han sido los procedentes de Cataluña, Comunidad Valenciana, Madrid y País Vasco, mientras que los hoteles han tenido una ocupación superior al 80%, con una media de dos pernoctaciones por cliente y dos días de esquí.

Por su parte, las estaciones de esquí de Ferrocarriles de la Generalitat (FGC) han registrado cerca de 30.500 visitantes, unas cifras que han calificado de "muy positivas" en una nota de prensa.

En este sentido, La Molina (Girona) ha recibido 10.000 visitantes, los mismos que Espot y Port Ainé (Lleida), mientras que Vall de Núria (Girona) ha registrado 5.000, y Vallter (Girona), por su parte, 5.500 visitantes, según ha apuntado FGC, que ha cifrado la ocupación hotelera entre el 85% y 100%.

"Todas las estaciones del Grupo FGC trabajan ya con mucho optimismo y buenas perspectivas de cara a las fiestas de Navidad. La valoración que se hace del fin de semana es muy positivo, manteniendo todas las estaciones a pleno rendimiento con una muy buena calidad de nieve", ha asegurado FGC.