Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La producción industrial vuelve a caer pese a la pujanza del automóvil

El índice de actividad del sector baja un 0,8% en octubre tras el repunte del mes anterior

La fabricación de vehículos de motor crece al mayor ritmo en tres años, un 30,6% en tasa anual

Una fila de vehículos en una factoría de Ford.
Una fila de vehículos en una factoría de Ford. Bloomberg

El repunte de la actividad industrial en septiembre, el primero en más de dos años, no ha tenido continuidad. Según ha publicado este jueves el Instituto Nacional de Estadística (INE), el índice de producción industrial retrocedió en octubre un 0,8% respecto al mismo mes del año pasado, cuando en septiembre experimentó un incremento del 0,8% en tasa anual. El aumento de septiembre es algo menor de lo publicado con anterioridad (1,4%), debido a que el INE, siguiendo directrices europeas, ha ajustado la estadística a un nuevo año de referencia y ha actualizado la muestra de bienes industriales que utiliza para componer el índice.

Pese a que el sector industrial vuelve a tasas negativas, la caída es la más suave en los dos últimos años, un indicador de que, aquí también, la economía española se está estabilizando tras salir de su segunda recesión en un lustro. Parte del repunte de septiembre en la comparación anual se debió al efecto en la actividad industrial de la subida del IVA en el mismo mes de 2012, aunque ese factor ha tenido una incidencia mucho más limitada que en el caso del consumo.

En el descenso del índice industrial en octubre pesó sobre todo la caída de la producción y distribución de electricidad, el grupo de actividad que más pesa (un 12%) en la elaboración del índice. El sector eléctrico retrocedió un 3,7%, en paralelo a lo que hace la demanda energética. En el otro extremo destaca la pujanza de la fabricación de vehículos de motor, que avanza un 30,7% respecto a 2012, el mayor incremento en tres años.

La recuperación de la actividad en las factorías españolas del automóvil, muy orientadas a la exportación, influye también en que los bienes de equipo (el reglamento europeo incluye a los turismos en este tipo de bienes, pese a estar orientados al consumo final) sean los únicos que mantienen tasas positivas en la clasificación por destino económico. La evolución de los bienes de equipo (que también incluye maquinaria, componentes o materiales metalúrgicos o eléctricos) se toma como un indicador de la marcha de las inversiones empresariales.

La producción de bienes de consumo duradero sigue siendo la peor parada, con una bajada anual de 12,3%, reflejo de que las familias siguen postergando las decisiones de gasto más importantes, y al mismo tiempo, más prescindible. La fabricación de bienes de consumo no duradero desciende un 1,7% y los bienes intermedios, un 0,9%, mientras la energía lo hace en un 3% respecto a octubre de 2012.

Más información