El Gobierno no dejará presidir a la vez una caja y un banco desde junio de 2016

Convergencia i Unió (CiU) pretendía que el plazo para que los ejecutivos que ocupan ambos puestos deban elegir uno u otro fuera de hasta cinco ejercicios más

Fainé (d), presidente de La Caixa y CaixaBank, con Guindos.
Fainé (d), presidente de La Caixa y CaixaBank, con Guindos.Marcel.li Saenz Martinez

Tras tensiones y negociaciones de última hora, el PP inscribió alrededor de las 22 horas de este martes sus enmiendas a la Ley de Cajas y Fundaciones Bancarias sin contentar del todo a los nacionalistas catalanes. El partido del Gobierno ha decidido permitir que una misma persona pueda presidir la fundación bancaria (heredera de la antigua caja) y el banco filial, pero “no más tarde del 30 de junio de 2016, debiendo en tal fecha optar por uno u otro cargo si ambos mandatos se prolongaran más allá”.

Convergencia i Unió (CiU) ha sido el único partido que pretendía que este plazo de mandato que finalizará en 2,5 años fuera de hasta cinco ejercicios. En los últimos días, se había dicho que el Gobierno aceptaba prolongar la presidencia de ambas instituciones durante tres años, pero al final lo ha reducido a 2,5 años. Esta ley, pendiente del último trámite en el Congreso para su aprobación definitiva, podría favorecer a Isidro Fainé (presidente de La Caixa y CaixaBank), Amado Franco (Ibercaja) y Manuel Menéndez (Liberbank). La defensa a ultranza que ha hecho CiU de la doble presidencia se ha relacionado con el interés de Fainé por mantenerse en la caja y el banco hasta los 75 años. El hecho cierto es que el 30 de junio de 2016 Fainé tendrá 73 años y estará a 10 días de cumplir 74.

Más información
El Gobierno negocia suavizar la Ley de Cajas para contentar al sector
La troika frena las modificaciones clave de la Ley de Cajas del Gobierno

La incompatibilidad de ocupar el mismo cargo en la caja y el banco fue una imposición del Momorándum de Entendimiento (MoU) impuesto por la troika (Comisión Europea, BCE y FMI) tras el rescate financiero. En la misma enmienda del PP se especifica que “las personas que a la entrada en vigor de esta ley sean miembros del Consejo de Administración de la entidad bancaria de la cual la fundación sea accionista” podrán compatibilizar temporalmente los cargos de consejeros “con limitaciones”. Entre ellas están que no “podrán ejercerse funciones ejecutivas en el banco y en la fundación”. También dice que “el número de miembros compatibles en la entidad de crédito no podrá exceder del 25% de los miembros de su consejo de administración”. Por último, comenta que “la compatibilidad de cada miembro se mantendrá hasta que agote su mandato en curso a la entrada en vigor de esta ley, ya sea en la fundación o en la entidad bancaria, y en todo caso no más tarde del 30 de junio de 2016, debiendo en tal fecha optar por uno u otro cargo si ambos mandatos se prolongaran más allá.” Por otro lado, a los bancos de las cajas se les permitirá utilizar las marcas comerciales de sus antiguas cajas.

Sobre la firma

Íñigo de Barrón

Es corresponsal financiero de EL PAÍS y lleva casi dos décadas cubriendo la evolución del sistema bancario y las crisis que lo han transformado. Es autor de El hundimiento de la banca y en su cuenta de Twitter afirma que "saber de economía hace más fuertes a los ciudadanos". Antes trabajó en Expansión, Actualidad Económica, Europa Press y Deia.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS