Amadeus no pierde el compás

Mejora sus resultados y prepara la aplicación de su modelo a nuevas actividades

La música de Amadeus sigue sobreponiéndose al ruido de la crisis y sonando bien tanto en la Bolsa, sube cerca de un 45% en lo que va de año y se anuncia un posible incremento del dividendo, como en los oídos de buena parte de los analistas que siguen la evolución de esta compañía de distribución y provisión de soluciones tecnológicas para el sector mundial de los viajes y el turismo (cuenta con “uno de los modelos de negocio más atractivos entre los de las compañías que cotizan en Bolsa española”, señala un informe de Link Securities).

Sus resultados de los nueve primeros meses del año no desafinan y superan a nivel operativo las previsiones del consenso de los analistas, resaltan en Renta 4. La compañía ha reducido sustancialmente, además, su deuda en 2013, que en términos relativos ya no es excesiva, y acaba de sustituir esta semana una línea de crédito de 200 millones de euros que le vencía en diciembre del año próximo por otra de 300 millones con vencimiento a cinco años, lo que incrementa su liquidez y flexibiliza su estructura financiera. Recientemente, además, S&P y Moody’s han elevado la calificación crediticia a largo y corto plazo que otorgan a Amadeus.

La compañía, por otra parte, también ha sufrido cambios recientes en su accionariado de referencia. La gestora de fondos BlackRock ha elevado desde el 4,7% hasta el 5,21% su participación en el capital de Amadeus y ha desbancando como primer accionista de la misma a Air France, que tiene un 5,04%. Con una participación relevante, pero inferior a las citadas, figura Malta Pension Investments, que es una compañía independiente de Lufthansa aunque gestiona sus aportaciones a las pensiones de jubilación de sus empleados, que tiene un 4% del capital.

De la buena marcha de Amadeus da testimonio el incremento trimestre a trimestre, en 2013 y en términos interanuales, de sus ingresos, de su resultado bruto de explotación (Ebitda) y de su beneficio. En paralelo, la compañía ha ido recortando su deuda que ha pasado de casi 1.500 millones de euros a 31 de diciembre de 2012 a 1.287,5 millones a 30 de septiembre, con un ratio de endeudamiento equivalente a 1,1 veces el beneficio de explotación (Ebitda).

En plena crisis sigue aumentando sus ventas y ganancias y su cuota de mercado

En los nueve primeros meses del año, Amadeus ha elevado sus ingresos en casi un 6%, hasta 2.362 millones; su Ebitda en un 6,5%, hasta 948,9 millones; y su beneficio ajustado (excluidos los gastos extras de 2012 por la OPV de acciones que realizó) en un 6,3%, hasta 511,2 millones. El crecimiento se sigue dando, además, tanto en su negocio de distribución como en el de soluciones tecnológicas. En el primero, registró un crecimiento de ingresos del 6,5% y del 6,6% en el volumen de reservas aéreas (340,8 millones en total) realizadas por las agencias de viajes, debido fundamentalmente, según explican en la compañía, al aumento de la cuota de Amadeus en el mundo en este mercado en el que alcanza ya un 39,9% del mismo.

En el negocio de soluciones tecnológicas, los ingresos crecieron hasta final de septiembre un 6,6% y se situaron en 578,4 millones y el número de pasajeros embarcados (455,5 millones) a través de las mismas creció un 8,4%. El aumento de la facturación de esta área de negocio provino, principalmente, del crecimiento orgánico de sus clientes actuales, así como de la migración de aerolíneas a su plataforma Altea (Garuda Indonesia, Thai Airways).

Amadeus estima que va a incrementar el número de pasajeros embarcados a través de sus servicios a una tasa de crecimiento anual compuesto del 12,5% y que alcanzará los 800 millones de embarques a finales de 2015.

BlackRock se acaba de convertir, con un 5,21% del capital, en su primer accionista

Amadeus, según su presidente ejecutivo, Luis Maroto, tiene “dos motores principales” que impulsan su crecimiento: la resistencia de un modelo de negocio basado en el procesamiento de transacciones y sus contratos a largo plazo, que le generan ingresos recurrentes. “Ambos factores”, señala, “permiten a la compañía realizar las inversiones en I+D necesarias para seguir proporcionando a los clientes tecnología de primer nivel”. La inversión en I+D de Amadeus en los nueve primeros meses de este año alcanzó los 344 millones de euros, el 14,6% de su cifra de ingresos.

Sobre los últimos resultados de la empresa, Maroto explica que el negocio de distribución, ha seguido “beneficiándose de diversos ejes de crecimiento” que han impulsado el aumento de cuota de mercado, “como el caso de Norteamérica, un mercado en el que se firmó un contrato con una importante agencia de viajes online y donde hemos incrementado nuestra actividad en el segmento de las aerolíneas de bajo coste”.

En el negocio de soluciones tecnológicas, prosigue el presidente de Amadeus, “seguimos aprovechando oportunidades para impulsar nuevos acuerdos, tanto a través de la captación de nuevos clientes como de la ampliación de nuestra actual cartera de soluciones”. La compañía está convencida de la viabilidad a largo plazo de su modelo de negocio, según ha señalado su directora financiera, Ana de Pro, en un encuentro organizado por UBS.

Se trata de un modelo asentado en tres pilares: el negocio maduro, pero en el que Amadeus sigue siendo líder mundial, del GDS (el sistema de reservas de viajes); el tecnológico de soluciones (ITS) para el sector de los viajes, de crecimiento más rápido; y, finalmente, como tercer pilar y como oportunidad a largo plazo de un crecimiento elevado el negocio de tecnologías de información para trenes y hoteles. “Amadeus puede mantener su fuerte posición en el mercado (39% de cuota en GDS y 25% en ITS)”, sostiene Ana de Pro, “e impulsar con ello un crecimiento que genera efectivo para la compañía”.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50