Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
HUELGA LIMPIEZA

La proliferación de roedores e insectos podría motivar la alerta sanitaria

Basura acumulada esta mañana en el Paseo de la Puerta del Ángel de Madrid, donde se cumple una nueva jornada de huelga indefinida de los trabajadores de limpieza y mantenimiento de jardines de la capital. Ampliar foto
Basura acumulada esta mañana en el Paseo de la Puerta del Ángel de Madrid, donde se cumple una nueva jornada de huelga indefinida de los trabajadores de limpieza y mantenimiento de jardines de la capital. EFE

La posible proliferación de roedores e insectos como consecuencia de la basura acumulada en las calles de Madrid tras nueve días de huelga de limpieza podría motivar la alerta sanitaria, advierten los expertos, aunque los responsables políticos aseguran que aún no hay motivos para preocuparse.

Desde la Asociación Nacional de Empresas de Control de Plagas (Anecpla) reconocen que, aunque ya han empezado a verse ratas y cucarachas alrededor de la basura, su número no es muy significativo, por lo que por el momento su presencia no entraña riesgos para la salud pública.

Aún así, según ha explicado a Efe la presidenta de la asociación, Santa Gil, si no se toman las medidas oportunas para "cortar" a tiempo con una posible proliferación de estos animales puede aumentar el riesgo de plagas y, consecuentemente, de propagación enfermedades como la salmonelosis, el tifus o la diarrea.

"Que el Ayuntamiento cuente con que esto puede ocurrir, no es ciencia ficción", advierte.

Según Anecpla, los residuos orgánicos son los más "peligrosos", ya que al amontonarse en las aceras y en las calzadas las ratas y cucarachas salen de las alcantarillas para alimentarse de ellos, por lo que acaban más cerca de los seres humanos y aumentan las posibilidades de contagio.

Por su parte, Vicente Monje, miembro de la Sociedad Madrileña de Medicina Preventiva, no duda en que se producirá una proliferación de roedores, lo que en su opinión será un motivo para decretar la alerta sanitaria.

El especialista en salud pública también contempla la concentración de basura en grandes cantidades como otra de las causas de emergencia sanitaria, ya que a su juicio los poderes públicos tienen la "obligación" de evitar que haya suciedad en las calles "por el riesgo de epidemias".

Labores de vigilancia en la madrileña Puerta del Sol, donde trabajan algunos empleados de limpieza en servicios mínimos, ayer. ampliar foto
Labores de vigilancia en la madrileña Puerta del Sol, donde trabajan algunos empleados de limpieza en servicios mínimos, ayer. EFE

Monje ha puntualizado a Efe que los problemas para la salud surgen con el contacto directo con los desperdicios de alimentos, que al fermentar hace que proliferen varios tipos de microorganismos, y no por el hecho de pasar por la calle cerca de montones de basura.

"Olerá mal, pero el aire no transmitirá ninguna enfermedad porque en las grandes ciudades está muy diseminado y la concentración de microorganismos es menor", ha explicado.

La única excepción son las personas con enfermedades respiratorias que, según ha indicado, en este caso sí podrían verse afectadas.

El catedrático de Salud Pública y Medicina Preventiva de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), Rafael Herruzo, ha advertido a Efe de que los "factores de riesgo" para la salud van incrementando a medida que pasan los días, porque las ratas se pueden llegar a multiplicar "con una facilidad enorme" gracias a los residuos urbanos.

Aún así, considera que la huelga de limpieza "no supone, por el momento, un problema" para la salud pública, y tendría de mantenerse "bastante más tiempo" para que repercutiera en la salubridad, gracias las "buenas estructuras" de las instalaciones de alcantarillado y drenaje de los hogares y edificios madrileños.

El presidente de la Sociedad Española de Salud Pública, Ildefonso Hernández, catedrático de Salud Pública en la Universidad Miguel Hernández de Elche, ha restado importancia al asunto ya que en su opinión "en términos proporcionales" la contaminación afecta más a la salud que la basura.

A pesar de ello, en declaraciones a Efe ha pedido a los responsable públicos que "extremen la vigilancia" y hagan evaluaciones de riesgo periódicas para valorar si la acumulación de basura entraña problemas para la salud.

La ministra de Sanidad, Ana Mato, ha insistido hoy en el Congreso en que "no hay ningún riesgo sanitario" para los habitantes de Madrid a causa de la basura, una afirmación que corroboran desde el Ayuntamiento de Madrid, que es el organismo encargado de vigilar los niveles de salubridad.

Según explicó recientemente el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Diego Sanjuanbenito, responsable de limpieza en el Gobierno municipal de Ana Botella, los informes diarios de Madrid Salud no aprecian que exista "ningún indicio" para que se llegue a un nivel de "riesgo para la salud pública".

De ser así, incidió, el Ayuntamiento "actuaría de inmediato", y añadió que antes de llegar a una solución "extrema", como tener que recurrir al Ejército para limpiar la calle, "hay muchos pasos que se pueden tomar".