FINANZAS

Banco Sabadell gana 186,1 millones hasta septiembre, el doble que hace un año

Guardiola asegura que la entidad estudia vender su filial inmobiliaria

Josep Oliu (derecha), y Jaime Guardiola.
Josep Oliu (derecha), y Jaime Guardiola.EFE

El Banco Sabadell obtuvo un beneficio neto de 186,1 millones de euros en los primeros nueve meses del año, un resultado que es más del doble (un 105,4% más) que el registrado en el mismo periodo de 2012 después de destinar 1.334 millones de euros a dotaciones, según ha informado este jueves la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La mejora del resultado se da tanto por un incremento del resultado de las operaciones financieras, que ha elevado el margen bruto del banco, y por una reducción del 38,5% de las provisiones. El consejero delegado de Banco Sabadell, Jaume Guardiola, ha asegurado esta mañana en la presentación de resultados que la mejora de la economía española hará que ahora se centren en "crecer orgánicamente".

El margen de intereses, que indica la evolución del negocio puramente bancario, ha caído un 4,6% interanual, mientras que el margen bruto ha crecido un 39,9% y el margen antes de dotaciones un 66%. El banco presidido por Josep Oliu ha revisado, por otra parte, la clasificación de los créditos refinanciados. A falta de incluir la cantidad correspondiente por la absorción de Caixa Penedès, la entidad dotó 321 millones de euros por este concepto. La morosidad creció hasta el 12,6%, frente al 10,17% con el que cerró el primer semestre del año. Guardiola destacó, no obstante, que la cobertura sobre el total de la inversión crediticia e inmuebles fue del 13,3%. El core capital se situó en el 11,4% después de la ampliación de capital realizada recientemente, frente al 9,6% del trimestre anterior.

El banco ha cerrado el tercer trimestre con una exposición inmobiliaria neta menor a la del resto del sector (9.575 millones de euros ex EPA) y con un creciente ritmo de ventas en su cartera de inmuebles "muy superior al del mercado": han sido un 63% superiores a las de hace un año con un total de 12.615 unidades por un valor conjunto de 1.909 millones de euros. Guardiola ha anunciado que la entidad está "analizando" la posible venta de su filial inmobiliaria Solvia, aunque sin precisar si esta podría ser total o parcial o si se desprendería de la gestora o también de paquetes de activos. "La sociedad funciona como un reloj", ha afirmado el consejero delegado, quien no obstante ha añadido que "a la vista del mercado y del interés de los inversores" se está barajando esa opción.

Guardiola, sin embargo, sí ha descartado seguir comprando entidades en España. "El banco ha cerrado la persiana", ha afirmado. "Las decisiones pueden cambiar por situaciones muy especiales", ha matizado, aunque a continuación ha abundado en que el plan es aprovechar la recuperación en España para crecer orgánicamente, en especial en comunidades como Madrid, donde su cuota de mercado está muy por debajo del resto de territorios. Ello hará que, de momento, tampoco sea necesario realizar más ampliaciones de capital, según Guardiola.

La entidad ha ganado cuota de mercado tanto entre particulares como entre empresas, y ha situado el patrimonio en fondos y sociedades de inversión colectiva en 10.051,9 millones de euros, un 17,4% más que en la misma fecha de 2012. El total de recursos gestionados asciende a 143.496,9 millones de euros, frente a 130.349 el tercer trimestre de 2012, lo que supone un incremento interanual del 10,1% (2,3% sin contar la adquisición del negocio de BMN-Penedès ni Lloyds España).

En estos nueve primeros meses, el banco también ha presentado un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) —en julio, para 1.420 trabajadores— que después ha retirado. El mes pasado la dirección llegó a un acuerdo con los sindicatos para cancelar el ERE a cambio de diversas medidas de ahorro de costes y de aumento de la productividad.

Sobre la firma

Lluís Pellicer

Es jefe de sección de Economía de EL PAÍS, donde ha desarrollado la mayor parte de su carrera. Ha sido corresponsal en Bruselas entre 2018 y 2021 y redactor de Economía en Barcelona, donde cubrió la crisis inmobiliaria de 2008. Licenciado en Periodismo por la Universitat Autònoma de Barcelona, ha cursado el programa de desarrollo directivo de IESE.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS