Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
ESPAÑA ECONOMÍA

España empezará a crecer en el cuarto trimestre, según el INSEE francés

La economía española ha permanecido estancada en el tercer trimestre y sólo crecerá muy ligeramente (0,1 %) en el cuarto, según las previsiones presentadas hoy por el Instituto Nacional de Estadística de Francia (INSEE).

Como en el caso de Italia, el inicio de la progresión de la actividad en España en los tres últimos meses del año se deberá al dinamismo de las exportaciones, unida a la recuperación de las inversiones y a una "atenuación" del descenso del poder adquisitivo en la segunda mitad del año, explicó en conferencia de prensa Dorian Roucher, uno de los autores del estudio de coyuntura del INSEE.

El instituto estadístico francés, que cada trimestre establece previsiones sobre la evolución de los principales socios comerciales de su país, estima que la zona euro en su conjunto, tras haber salido de la recesión en el segundo trimestre (+0,3 %), continuará con la senda ascendente en el tercero (+0,1 %) y el cuarto (+0,3 %).

Entre los grandes países de la eurozona, Alemania será en la segunda mitad del año el principal motor, con ascensos trimestrales del 0,3 % y del 0,5 % progresivamente.

Por detrás se situará Francia (con un 0 % en el tercer trimestre y 0,4 % en el cuarto), España, (0 % y 0,1 %, respectivamente) e Italia (-0,1 % y 0,1 %).

Fuera de la moneda única, Roucher calificó de "espectacular" la evolución del Reino Unido, que tras haber tenido incrementos del Producto Interior Bruto (PIB) del 0,4 % y del 0,7 % en los dos primeros trimestres de 2013, va a continuar en la senda con un 0,8 % y un 0,6 % en el tercero y el cuarto.

En cuanto a Estados Unidos, el INSEE augura que después del ascenso del 0,3 % en el primer trimestre y del 0,6 % en el segundo, repetirá con ese 0,6 % en el tercero y el cuarto.

No obstante, también advirtió de que si persistiera el parón de la administración ante la ausencia de acuerdo sobre el presupuesto -una hipótesis que no es la que privilegia-, la economía estadounidense podría perder dos décimas de PIB entre octubre y diciembre.