Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La sobrina de Guindos y la hija de Cañete, altos cargos del regulador independiente

Beatriz de Guindos será la directora general de Competencia

Guindos: "Lo he visto por la prensa. El Gobierno no interviene absolutamente para nada"

Beatriz de Guindos, en una imagen de un vídeo de Youtube.
Beatriz de Guindos, en una imagen de un vídeo de Youtube.

Dos familiares de dos miembros del Gobierno de Mariano Rajoy ocuparán cargos de alta responsabilidad en el nuevo superregulador independiente, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Los nombramientos de la sobrina de Luis de Guindos, ministro de Economía, y de la hija de Miguel Arias-Cañete, ministro de Agricultura, se producen poco después de que los consejeros de la CNMC hayan sido nombrados por el Gobierno, en la primera reunión de su consejo.

Beatriz de Guindos ocupará el puesto de directora general de Competencia, probablemente el más importante de toda la institución tras los puestos de consejeros nombrados por el Gobierno. Tras aprobar las oposiciones a técnico comercial y economista del Estado, Beatriz de Guindos inició su carrera profesional en el antiguo Servicio de la Competencia del Ministerio de Economía en 2003, cuando su tío, que había sido el responsable de Competencia, era secretario de Estado de Economía.

Beatriz de Guindos fue ascendiendo dentro de la autoridad de la Competencia y ahora da un gran salto en su carrera. Ocupaba una de las cinco subdirecciones de una de las dos direcciones de la Comisión Nacional de Competencia (CNC). Es decir, estaba entre los 12 principales cargos de uno de los múltiples organismos que se fusionan en la CNMC. Ahora, pasa a ocupar la más importante de las cuatro direcciones del nuevo superregulador.

Preguntado al respecto, el ministro de Economía, Luis de Guindos ha señalado que "los nombramientos los decide el consejo". "El Gobierno no interviene absolutamente para nada. Lo he visto por la prensa y he visto que los nombramientos son de funcionarios que estaban ahí", ha señalado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros de hoy. La mayoría de los consejeros nombrados para la CNMC son afines al Gobierno e incluso han trabajado en el Ejecutivo. Su presidente es una persona muy cercana a Luis de Guindos.

En la primera reunión de la CNMC también se ha decidido el nombramiento del abogado del Estado Tomás Suárez-Inclán como secretario del consejo y de Beatriz De Armas como secretaria general.

Según ha publicado Cinco Días, el ministro de Industria, José Manuel Soria, trató de que un asesora directa suya, Alicia Richart, ocupase otra de las direcciones, la de Telecomunicaciones, pero el consejo del organismo lo rechazó por unanimidad.

Por su parte, Micaela Arias, hija del actual ministro de Agricultura, ocupará el puesto que deja vacante Beatriz de Guindos, de la que ya era su segunda. A propuesta de la nueva directora de Competencia, su equipo queda configurado por Micaela Arias (subdirectora de industria y energía), Jordi Fornells (subdirector de sociedad de la información), María Jesús Mazo (subdirectora de servicios), Isabel López (subdirectora de cárteles) y Carmen Lillo (subdirector de vigilancia). Todos ellos trabajaban en la CNC, donde han desarrollado su carrera profesional.

La creación de la nueva autoridad ha sido polémica desde el principio. Bruselas cuestionó que su diseño garantizase la independencia con respecto al Gobierno y la correcta supervisión de los mercados y los sectores y forzó al Ejecutivo a incluir modificaciones en su proyecto. La CNMC supone la desaparición de la Comisión Nacional de Competencia, de la Comisión del Mercado de las telecomunicaciones y de la Comisión Nacional de la Energía, organismos que han sido muy críticos con algunas de las iniciativas del Gobierno.