Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Linde releva a José María Roldán, máximo responsable de Regulación

El ejecutivo ocupaba su puesto en el Banco de España desde 2000

Vargas, Lamamie o Saurina suenan como posibles sustitutos

José María Roldán (izquierda), en un acto en 2005.
José María Roldán (izquierda), en un acto en 2005.

Poco después de cumplir un año al frente de la institución —llegó en junio de 2012— Luis María Linde, gobernador del Banco de España, ha cambiado una pieza clave en el organigrama de la institución: José María Roldán (Teruel, 1964), director general de Regulación y Estabilidad Financiera desde 2000, dejará próximamente su puesto en el organismo. Roldán está considerado uno de los ejecutivos más brillantes de esta institución, con proyección internacional. Con un perfecto dominio del inglés y gran capacidad de exposición, es miembro del Comité de Supervisión Bancaria de Basilea y presidente del Comité Europeo de Supervisores Bancarios (CEBS), entre otros organismos.

Sin embargo, su implicación en la crisis que vive el sistema financiero español y su trabajo bajo las órdenes del anterior gobernador, Miguel Fernández Ordóñez, cuando se cuestionó la normativa sobre morosidad bancaria, han podido pesar a la hora de decidir su relevo y la renovación de la cúpula de la institución, según algunas fuentes financieras consultadas. Con todo, otros recuerdan que Roldán era un ejecutivo de Jaime Caruana, gobernador de 2000 a 2006, nombrado por el PP. Este turolense fue considerado alguien cercano al PP (trabajó como jefe de Gabinete de Rodrigo Rato), pero en su trayectoria ha destacado más la categoría profesional que cualquier afinidad política.

Por otro lado, Roldán acumulaba un cansancio evidente por la zozobra que ha vivido el sector y, desde hacía muchos meses, había comentado a sus allegados su intención de cambiar de aires y buscar una ocupación en España o en el extranjero. Este lunes se ha especulado con su marcha a una empresa privada, aunque con el plazo de seis meses de incompatibilidad.

La noticia de su marcha, adelantada este lunes por el diario Expansión, ha caído como una bomba en la institución. Fuentes oficiales no la confirmaron ni desmintieron. Algunos ejecutivos han criticado la falta de reflejos de Linde por no hacer público un comunicado asumiendo la marcha y presentando al sustituto. En las quinielas internas se barajan los nombres de Fernando Vargas, segundo de Roldán en Regulación, José María Lamamie, responsable de la supervisión del Santander y BBVA, Jesús Saurina, director de Estabilidad Financiera o incluso Julio Durán, jefe de gabinete de Linde y ejecutivo de su máxima confianza.

Con la marcha de Roldán, se habrán cambiado tres de los cinco directores generales. Los otros dos son Supervisión, con Ramón Quintana ahora al frente, y Servicios, con Manuel Labrado. Se mantiene Malo de Molina, de 63 años, responsable del Servicio de Estudios desde 1992 y un peso pesado en la institución. Linde criticó la capacidad de previsión de este departamento cuando hizo balance de los errores del Banco de España en la crisis.