Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Competencia expedienta a las gasolineras por indicios de que pactan los precios

Competencia implica a Repsol, Cepsa, Disa, Meroil, Galp y BP en las prácticas

Repsol responde que sus prácticas "son ajustadas plenamente al derecho de la competencia"

El ministro Soria insiste en que los márgenes de las empresas son muy altos

Un joven pone gasolina a su coche en un surtidor de Cepsa. Ampliar foto
Un joven pone gasolina a su coche en un surtidor de Cepsa.

La Comisión Nacional de la Competencia (CNC) ha abierto dos expedientes sancionadores contra las petroleras Repsol, Cepsa, Disa, Meroil, Galp y BP por pactar precios, según ha informado en un comunicado. La apertura de los expedientes llega después de haber inspeccionado las sedes de estas petroleras y tras observar "indicios racionales de la existencia de conductas prohibidas" por la ley de la Competencia.

Competencia, precisamente, desvela los nombres de las sociedades en las que ha realizado inspecciones en las últimas semanas. El 27 y 28 de mayo acudió a las sedes de Repsol, Disa, Meroil y la Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP), mientras que entre el 22 y el 24 de julio de 2013 inspeccionó las sedes de BP y Cepsa.

La CNC recuerda que antes de estas inspecciones ya había dudas sobre el grado de competencia en el sector. El origen de la sospecha fue que, tal y como la CNC ha denunciado en sucesivos informes, las gasolineras han llevado a cabo en España "incrementos significativos en el precio de los carburantes" de mucha mayor envergadura a los registrados en los países de su entorno.

Además de estas divergencias con los países vecinos, continúa la Comisión, el alineamiento en los precios de venta al público en las estaciones de distintas compañías había sido objeto de denuncias y consultas ante la CNC de forma recurrente, con lo que quedaba justificado la apertura de una investigación. Asimismo y por si quedaba alguna duda parea iniciar las pesquisas, recuerda Competencia, la propia Comisión Nacional de Energía (CNE) también había apreciado un alineamiento de precios. En concreto, en el informe que hizo el regulador del mercado de la energía sobre el llamado efecto lunes. En marzo de 2013, la CNE acusó al sector de bajar los precios a principio de semana para quedar bien en la estadística que realiza Bruselas y subirlos inmediatamente después, práctica que se acentuaba a medida que se acercaba el viernes.

A la vista de todos estos indicios, añade el supervisor, la Dirección de Investigación de la CNC aprobó poner en marcha el pasado mayo una nueva información reservada con el fin de determinar si las dudas estaban justificadas y existían "circunstancias que justificasen la incoación de expediente sancionador", tal y como al final ha quedado acreditado.

Dos expedientes diferentes

En el primero de los dos expedientes sancionadores abiertos, las posibles conductas bilaterales anticompetitivas de Repsol, Cepsa, Disa, Meroil y Galp consistirían en la coordinación entre operadores de productos petrolíferos en materia de precios, clientes y condiciones comerciales y en el intercambio de información comercial sensible, en los mercados de distribución de combustible de automoción.

El segundo, que afecta a Repsol, Cepsa y BP, está ligado con la sospecha de que se han coordinado para fijar precios no solo entre cada uno de sus establecimientos, si no también para los empresarios independientes que operan en sus respectivas redes de distribución de combustible de automoción.

Respuesta de las afectadas

Desde el sector, la más grande de las compañías sospechosas de pactar precios, Repsol, ha anunciado que "ejercerá su derecho de defensa". Fuentes de la compañía han indicado a EP que "Repsol rechaza de pleno que exista por su parte una conducta comercial restrictiva de la competencia". Además, la compañía considera que sus prácticas "son ajustadas plenamente al derecho de la competencia", motivo por el que defenderá sus argumentos en contra de la decisión del organismo.

Cepsa ha asegurado que está "convencida" de que actúa "dentro de la legalidad" y conforme a las leyes de la competencia. "Desde Cepsa respetamos la decisión de la CNC, aunque no compartimos sus apreciaciones en el acuerdo de incoación", han añadido desde la petrolera antes de garantizar que van a "seguir colaborando con la CNC en lo que sea necesario". También la británica BP se ha mostrado convencida de que actúa dentro de la ley.

Como en otras ocasiones, Competencia recuerda que la incoación de estos expedientes no prejuzga el resultado final de la investigación. A partir de ahora, se abre ahora un periodo máximo de 18 meses para la instrucción de ambos expedientes y para su resolución por la CNC.

Márgenes muy altos

Antes de conocerse la apertura de expediente, el ministro de Industria, José Manuel Soria, ha afirmado que los márgenes comerciales de las empresas del sector son superiores en España a los del resto de Europa. En España los impuestos suponen más del 50% del precio del litro de carburante. Después de impuestos, el litro de carburante en España está por debajo de la media europea. Según ha defendido, esto ocurre porque hay poca competencia. Para cambiar esta situación, ha añadido, el Gobierno ha modificado la ley con el objetivo de que esos márgenes se equiparen al resto de Europa y elevar la competencia.

La decisión del Gobierno de cambiar la ley, sin embargo, llegó tras un duro informe de la propia Comisión de Competencia, que acusó el pasado febrero al Ejecutivo de no actuar tras conocer los problemas que atravesaba el sector meses antes. En este sentido, la CNC entregó en octubre las conclusiones de su análisis sobre el mercado de la gasolina tras una petición que, precisamente, le llegó desde el Ministerio de Economía y el departamento de Industria.

Más información