Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

CatalunyaCaixa cerró 2012 con unas pérdidas de 11.856 millones de euros

La entidad encarga a Nomura la venta de las 316 oficinas que tiene fuera de Cataluña

Los números rojos de CatalunyaCaixa ascendieron el año pasado a 11.856 millones de euros, según ha informado la entidad catalana hoy en un comunicado, después de recibir 9.084 millones de euros para ser capitalizada y traspasar al banco malo activos problemáticos por valor de 16.496 millones de euros. La entidad ha afirmado que prevé volver a tener resultados positivos este año y asegura que ha encargado a la banca de inversión Nomura la venta de su red de oficinas fuera de Cataluña a la que está obligada por los planes de reestructuración de la Comisión Europea.

En el comunicado, la entidad ha informado de que el precio de transferencia de sus activos a la Sareb fue de 6.708 millones de euros. La diferencia con el valor de los activos problemáticos, de 9.788 millones, ha provocado el grueso del agujero con el que cerró el año la entidad, mientras que el resto se explica por las dotaciones que tuvo que realizar. "La entidad está ejecutando el plan de recapitalización aprobado por la Unión Europea que incluye la aportación del FROB de 9.084 millones ya realizada, y la conversión en acciones de las participaciones preferentes y deuda subordinada", recuerda el banco. Ese proceso, según la entidad presidida por Adolf Todó, culminará a finales de este semestre y supondrá que alcance una ratio de capital del 10,14%. Tras el traspaso de los activos tóxicos a la Sareb, CatalunyaCaixa todavía tiene una tasa de morosidad del 1,9%.

CatalunyaCaixa también ha puesto en marcha ahora la venta de su red de oficinas fuera de Cataluña, Para ello, la entidad contará con el asesoramiento de Nomura. Las oficinas que se ponen en venta, 316, suman una cifra de negocio de unos 15.000 millones de euros. Un total de 77 sucursales están en la Comunidad Valenciana y 113 en Madrid.