Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRISIS AJUSTES

Medio centenar de funcionarios se encierran en el Palau de la Música

Unos cincuenta trabajadores de la función pública durante su encierro esta tarde en el Palau de la Música de Barcelona para protestar contra los recortes en los servicios públicos de sanidad, educación y administración, una protesta organizada por la Plataforma Sindical Unitaria. Ampliar foto
Unos cincuenta trabajadores de la función pública durante su encierro esta tarde en el Palau de la Música de Barcelona para protestar contra los recortes en los servicios públicos de sanidad, educación y administración, una protesta organizada por la Plataforma Sindical Unitaria. EFE

Medio centenar de trabajadores de la función pública se han encerrado en el Palau de la Música de Barcelona para protestar contra los recortes en sanidad, educación y en la administración, una protesta organizada por la Plataforma Sindical Unitaria que engloba a los principales sindicatos.

Una pequeña representación de los manifestantes, unas quince personas, tienen intención de pasar la noche en el Palau de la Música Catalana, que consideran "un lugar que simboliza la corrupción en Cataluña", según ha explicado a Efe el coordinador de Área Pública de CCOO en Cataluña, Xesús González.

González ha añadido que se encierran para "reivindicar la defensa de los servicios públicos y los derechos de los trabajadores de la sanidad, la educación y la administración pública".

El responsable de UGT en la administración de la Generalitat, Xavier Casas, ha explicado que la protesta busca reclamar que en momentos de crisis no paguen "justos por pecadores, mientras los corruptos están en la calle", y para ello, ha dicho, "se ha elegido el Palau de la Música".

La protesta se quiere alargar hasta mañana a las seis de la tarde, cuando la misma Plataforma Sindical Unitaria ha convocado una manifestación con las mismas reivindicaciones en la Plaza Sant Jaume, donde se encuentra el Palau de la Generalitat, sede del Gobierno catalán.