La facturación de Inditex cae el 5% en España lastrada por la subida del IVA

La compañía asegura que absorber el alza en los precios ha lastrado sus resultados No abrirá tiendas nuevas en el mercado español, pero sí hará renovaciones e inversiones logísticas

Pablo Isla, presidente de Inditex
Pablo Isla, presidente de InditexDOMINIQUE FAGET / AFP

¿Ha pasado lo peor de la crisis? Pablo Isla, presidente de Inditex, cree que hay signos positivos en la economía española, como la confianza de los inversores o la balanza de pagos. "Pero seguimos en un momento difícil y no podemos relajarnos nadie. Ni Gobiernos ni empresas", ha advertido esta mañana el primer ejecutivo del grupo textil en la rueda de prensa de presentación de sus resultados. La compañía ha cosechado récord de ventas y de beneficios. Sin embargo, en el mercado español fallan los resultados: su facturación se ha resentido este año un 5%.

Según Isla, la caída de la facturación está vinculada a una "ligera" caída de las ventas, pero sobre todo al efecto de la subida del IVA. Ha explicado que su empresa decidió absorber la subida de la tributación de sus productos (del 18% al 21%) "para evitar trasladar el alza de precios a los clientes". Para asumir el IVA, han rebajado los márgenes de ingresos sobre sus prendas, ha asegurado.

La compañía generó el pasado ejercicio 500 empleos en España

Isla no ha querido entrar a criticar o valorar ninguna medida del Gobierno, ni siquiera la del IVA de 2012. Ha defendido que su compañía ha generado mucho empleo (10.802 puestos en todo el mundo, de los cuales, 500 estaban en España) y que sus pagos en impuestos son generosos. Ha explicado que Inditex tiene una tasa fiscal media en el mundo del 25% y que en España pagan un nivel de impuestos superior a lo que supondría solo su nivel de beneficios, ya que además tributan también por todas las exportaciones.

El efecto de absorber el IVA, sin embargo, se nota poco en la cuenta general: las ventas del ejercicio 2012 crecieron en toda España un 16%, hasta 15.946 millones, y su beneficio neto creció un 22%, hasta los 2.361 millones. España cada vez un trozo más pequeño de su negocio: las ventas en España, su mercado de origen, ya solo representan un 21% del total, frente al 25% de un año antes y el 43,1% de 2005.

Sin aperturas españolas en 2013

La compañía, por primera vez, ha registrado además una bajada neta del número de tiendas en España, desde 1.932 establecimientos a 1.930. Para este año Isla ha adelantado que no esperan realizar ninguna apertura. Sí que llevarán a cabo, como este año, algunas reubicaciones y renovaciones. Entre ellas, la de la tienda de la marca Zara situada en la Gran Vía de Madrid, que han reformado y abrirá sus puertas a finales de abril. Para 2014 sí hay prevista una tienda en España: la que será su buque insignia en España, que estará situada en la calle Serrano y ocupará un edificio completo.

También realizarán en 2013 nuevas inversiones en mejorar sus centros logísticos. "La prioridad para 2013 es la inversión en el crecimiento constante y mantener una buena política de retribución al accionista", ha explicado Isla, preguntado por los planes que tienen para los más de 4.000 millones que la empresa acumula en su caja, libre prácticamente de ninguna deuda.

Lo que Isla no ha querido explicar es cuál ha sido la subida salarial aplicada a su enorme plantilla este año. El ejecutivo ha justificado que en España tienen trabajadores de tiendas, logística, administración o diseño. La enorme tipología hace, ha señalado, que sea complicado dar cifras medias en cuanto a salarios.

Archivado En:

Te puede interesar

Escaparate

Lo más visto en...

Top 50