ANTONIO CARRASCOSA | Director general del Fondo de Reestructuración

“El FROB investigará operaciones sospechosas para detectar fraudes”

Antonio Carrascosa, que lleva seis meses al frente del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria, considera que “no se sabrá lo perdido en la banca hasta que no se vendan las entidades”

Antonio Carrascosa en su despacho en la sede del FROB, en el corazón financiero de Madrid.
Antonio Carrascosa en su despacho en la sede del FROB, en el corazón financiero de Madrid. bernardo pérez

Antonio Carrascosa (Madrid, 1958) lleva seis meses al frente del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), el fondo de rescate que España creó en junio de 2009, muchos meses después que otros países europeos. El FROB es una de las mejores pruebas de la lentitud de reflejos con la que las autoridades españolas afrontaron esta crisis. Carrascosa estrena nueva sede, en el corazón financiero de Madrid. Desde su despacho, al norte, se ve el rascacielos de Bankia. Al sur, está la torre del BBVA; dos entidades con las que la sintonía es muy diferente: calor y frío.

Pregunta. ¿Cuánto perderán los ciudadanos y el Estado en la crisis de la banca?

Respuesta. El Estado solo pierde una inversión cuando vende la entidad y no recupera lo invertido. Esto quiere decir que hasta ahora solo el importe inyectado en Banco de Valencia [casi 6.000 millones] puede darse por perdido. En otras ventas, los importes invertidos han sido recuperados por las aportaciones del sector financiero a través del Fondo de Garantía de Depósitos (por ejemplo, CAM o Unnim).

P. ¿Por qué se ha imputado 32.000 millones de déficit, es decir de pérdidas, del Estado por las ayudas a la banca?

R. Una cosa es que una operación sea déficit público y otra es considerar que el Estado ha perdido dinero con una inversión. Se registra como déficit público la parte que compensa patrimonio neto negativo de una entidad. También puede registrarse como déficit una operación cuando se considere no recuperable. Para conocer las pérdidas, hay que esperar a la venta de las entidades.

P. ¿Qué parte de los 22.465 millones metidos en Bankia se va a recuperar?

R. Depende de cómo sea la situación financiera en España y en Europa en cinco años. Se intentará obtener el máximo y la buena gestión es clave para lograrlo.

P. Por el Banco Gallego, que está en venta, han llegado tres ofertas. ¿Espera recibir dinero por la entidad?

R. Sí, un valor ligeramente positivo.

P. ¿La corrupción y los escándalos han ayudado al cierre de los mercados en febrero?

R. La corrupción puede afectar a otros ámbitos. El endurecimiento de los mercados tiene más relación con las elecciones italianas.

P. Hay siete entidades investidas por los jueces. ¿Las operaciones del Banco de Valencia y CAM que han enviado a la Fiscalía serán delictivas?

R. Son asuntos penales, hay indicios de conductas delictivas, de comisión de delitos.

P. ¿Cómo es posible que se pudieran cometer todas estas fechorías en entidades supervisadas por el Banco de España?

R. Hemos actuado de manera contundente cuando hemos visto posibles delitos y seguiremos haciéndolo. El FROB aprobó un protocolo de detección de fraude en las entidades en las que tenga una participación mayoritaria en su capital por especialistas externos. Hasta ahora, este protocolo se aplicaba a las entidades en las que el FROB era administrador provisional. El protocolo incluye una tipología de “operaciones sospechosas” que se investigarán.

P. En el último escrito del FROB a la Audiencia por Bankia parece que el Fondo, que representa a los contribuyentes que perderán miles de millones en este banco, defiende a los acusados.

R. No. Lo que se dice es que no hay motivos para solicitar la intervención judicial de Bankia. Los indicios de delito que veía el demandante no se han visto por ahora.

P. ¿Está justificado el ataque en ese escrito a UPyD y por “politización del caso”?

R. La forma del escrito era claramente mejorable.

P. Tal y como está el escrito, ¿será una carta de defensa para los 33 acusados?

R. No tiene ese propósito.

P. ¿El hecho de que el Banco de Valencia se haya valorado a un céntimo de euro por acción es un precedente para Bankia?

R. Sí es una referencia. El valor que fije Bruselas será mínimo; su patrimonio es negativo.

P. ¿El Fondo de Garantía de Depósitos formará un mercado para las acciones de CatalunyaBanc y Novagalicia?

R. Puede ser un buen mecanismo para aliviar tensiones de liquidez para esos accionistas, pero aún no está aprobado.

P. ¿Ha sido una decepción que nadie haya pagado por CatalunyaBanc, una entidad con 12.048 millones de dinero público?

R. Entraba dentro de lo previsto. Dijimos que si no eran ofertas rentables no venderíamos.

P. ¿Cerrar la subasta en falso tiene un coste de imagen?

R. Toda acción tiene su coste y riesgo, pero no hacer nada también tiene costes. El plazo para venderlo es hasta 2016, con menor coste para el contribuyente.

P. ¿Por qué no se aplicó el mismo criterio con el Banco de Valencia que se vendió por un euro después de inyectar casi 6.000 millones de los contribuyentes?

R. Porque el Banco de Valencia había que venderlo rápidamente. Bruselas consideraba que no era viable y tenía problemas con el BCE. La alternativa era la liquidación, que era más cara.

P. ¿Tenía un problema porque el BCE no aceptaba sus activos como garantía para darle créditos?

R. Sí. El mismo día que se vendió la entidad dejó de poder acudir al BCE.

P. ¿Cómo es posible que en un banco que tenía 20.000 millones de balance hayan perdido casi 6.000 millones los contribuyentes? Es un caso único en Europa.

R. La liquidación era más cara.

P. ¿Fue una manera de ayudar al comprador, La Caixa?

R. No. La Caixa hizo la mejor oferta y se lo llevó.

P. ¿Se creará un holding con las tres nacionalizadas, Bankia, CatalunyaBanc y Novagalicia?

R. Analizamos alternativas con un asesor externo internacional para rentabilizar la inversión.

P. ¿Habrá acción comercial conjunta para impulsar el crédito, ahora que el Estado controla el 15% del mercado?

R. Se estudiará esta coordinación y las sinergias que pueden producir. Es urgente. Hay que estabilizar las entidades nacionalizadas, que en algún caso tienen ligeras pérdidas de depósitos.

P. ¿Las entidades nacionalizadas serán motor de los créditos?

R. Tras la reestructuración, podrán atender la demanda de crédito, que siempre llega después de la recuperación económica. Hay que perseverar las reformas para que la economía se recupere y, en ese momento, aparecerá la demanda solvente.

P. El banco malo ha nacido rodeado de polémica. ¿Es demasiado complejo administrar 89.000 pisos y 13 millones de metros de suelo?

R. Hemos ido deprisa. En ningún país del mundo se ha creado un banco malo en cuatro meses.

P. ¿Existe un conflicto de interés entre los accionistas, la banca privada, que no querrá que bajen los precios, y el banco malo, que está obligado a vender aunque sea rebajando precios?

R. No, porque si el banco malo vende activos será un síntoma de reactivación de mercado y beneficiará a las entidades.

P. ¿Venderá activos por debajo del precio al que ha comprado?

R. Sí, aunque no puede tener pérdidas que no se cubran con los 5.000 millones de recursos propios. Si esto sucede, podría ser considerada una entidad pública.

P. Tras entrar los socios, han hecho un nuevo plan de negocio. ¿Han puesto el dinero a ciegas?

R. No, porque no prevemos cambios significativos con el nuevo plan inicial. No habrá que recapitalizar el banco malo en los próximos años.

Sobre la firma

Íñigo de Barrón

Es corresponsal financiero de EL PAÍS y lleva casi dos décadas cubriendo la evolución del sistema bancario y las crisis que lo han transformado. Es autor de El hundimiento de la banca y en su cuenta de Twitter afirma que "saber de economía hace más fuertes a los ciudadanos". Antes trabajó en Expansión, Actualidad Económica, Europa Press y Deia.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS