El 62% de la facturación ya viene de fuera

El negocio exterior de las compañías del Ibex alcanza cifras récord

A finales del siglo XX y principios del XXI, las compañías españolas tomaron una decisión entonces arriesgada y que hoy, sin embargo, las permite achicar parte del agua que empieza a anegar sus cuentas de resultados. Esta decisión fue la de internacionalizarse. El desembarco se inició en Latinoamérica, destino natural por razones históricas y culturales. Posteriormente, la apuesta exterior fue conquistando nuevos mercados (Europa, Asia y EE UU) a través de sonoras adquisiciones en un contexto donde el crédito bancario era barato y abundante.

La internacionalización de las compañías tiene el peaje del fuerte endeudamiento que hoy acumulan muchas de ellas, pero en el contexto de crisis actual permite compensar en parte un negocio doméstico en horas (muy) bajas. En 2012, las ventas realizadas en España por las compañías del Ibex 35 crecieron solo un 1,4%. En cambio, la facturación de las divisiones internacionales mejoró un 12,6%. Este fuerte diferencial en el crecimiento, que se viene produciendo en los últimos ejercicios, tiene como consecuencia que ya el 62,4% de la cifra de negocio de los grandes grupos cotizados se obtiene en el extranjero. La dependencia que los resultados en 2012 tuvieron del exterior jamás se había visto en la historia del Ibex.

Los ingresos foráneos crecieron un 12,5%; las ventas en España, un 1,4%

La internacionalización de las compañías tiene, además de una base cuantitativa, un sustento cualitativo. Es decir, frente al monocultivo de las primeras etapas de la apertura exterior, las empresas pescan cada vez en un número mayor de caladeros. Esta diversificación en la distribución geográfica de sus ingresos hace que sean menos vulnerables a crisis económicas en una zona concreta del mundo.

La información que deben enviar las sociedades cotizadas a la CNMV divide las ventas internacionales en tres grandes áreas. La facturación que las empresas del Ibex obtuvieron en la Unión Europea creció un 7,6% en 2012 y supone el 18,7% de los ingresos totales. En los países miembros de la OCDE la cifra de negocio conjunta mejoró un 23% y su aportación a las ventas totales es del 15,7%. Por su parte, en la categoría definida como “resto” —donde se incluyen casi todos los países de Latinoamérica con la excepción de México—, la facturación en 2012 subió un 10,05% y su ponderación en las ventas totales es del 25,7%.

La apertura exterior también es la tónica entre las empresas pequeñas

Entre las sociedades que conforman el índice selectivo hay 20 compañías cuya facturación exterior supera el 50% de las ventas totales. La empresa más internacionalizada es Viscofán. El fabricante de envolturas cárnicas de celulosa vende el 100% de su producción fuera de España. También destacan los grados de internacionalización de compañías como Técnicas Reunidas (95%), Amadeus (93%), Grifols (91%), Acerinox (91%), IAG (87%), ACS (84%), Mapfre (81%), Banco Santander (79%), Telefónica (75%) y Abengoa (74%). Los únicos casos donde las ventas internacionales suponen menos del 5% de los ingresos totales son los de Banco Sabadell, Banco Popular, Bankia, BME, Red Eléctrica y Enagás.

Cuando se habla de multinacionales se tiende a pensar en los grandes grupos cotizados. Sin embargo, entre las empresas españolas de menor tamaño también hay numerosas sociedades con una clara vocación internacional. Las ventas exteriores de las compañías que no pertenecen al Ibex crecieron un 9,9% en 2012, mientras que la cifra de negocio doméstica disminuyó en un 6,2%. Los ingresos foráneos suponen ya el 47,4% de las ventas totales entre las compañías de pequeña y mediana capitalización. En este segmento de compañías, aquellas que ya facturan más del 70% fuera son Adveo, Amper, Azkoyen, CAF, Cie Automotive, Codere, Deoleo, Dogi, Duro Felguera, Ebro Foods, Europac, Ezentis, Tavex Fluidra, Gamesa, Miquel y Costas, Natraceutical, NH Hoteles, Prosegur, La Seda, Service Point, Tubacex, Tubos Reunidos y Uralita.

Sobre la firma

David Fernández

Es el jefe de sección de Negocios. Es licenciado en Ciencias de la Información y tiene un máster en periodismo por EL PAÍS-UAM. Inició su carrera en Cinco Días y desde 2006 trabaja en EL PAÍS, donde se ha especializado en temas financieros. Ha ganado los premios de periodismo económico de la CNMV, Citigroup, Aecoc y APD.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción