Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bankia se desploma tras el aviso a sus accionistas de que habrá fuertes pérdidas

El FROB avanza "una importante reducción" del valor del grupo BFA tras el sanemiento

Justifica el daño a los minoritarios por las exigencias de Bruselas

Sus títulos cierran con un recorte del 12,4% tras llegar a ceder un 25%

El rescate va a salirle muy caro a los accionistas de Bankia. El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) les advirtió este jueves de que sufrirán una “importante reducción” del valor de su inversión. Y la cotización de Bankia encajó unas pérdidas del 12,4%, hasta los 0,41 euros. El contraste con el precio de salida a Bolsa en julio de 2011, 3,75 euros por acción, habla por sí solo.

De hecho, la cotización de Bankia amaneció suspendida por la Comisión Nacional del Mercado de Valores, tras un artículo del diario Expansión en la que se indicaba que el FROB ya había decidido reducir el valor de los títulos a casi nada, apenas un céntimo (0,01 euros) por acción.

En una primera comunicación, el fondo estatal negó que se hubiese llegado a decisión alguna. Pero cuando, dos horas y media después, Bankia volvió al parqué, el batacazo fue de impresión: el título se fue hasta los 0,35 euros, un 25% menos que lo que marcó este miércoles.

Las pérdidas ya eran algo menores, con el título en torno a los 0,4 euros, cuando el FROB puso negro sobre blanco, en una segunda comunicación lo que ya era una obviedad. “El valor económico negativo de la entidad, unido a los resultados estimados a cierre del ejercicio 2012 —que se conocerán en unas semanas—, hacen prever que el valor de entrada del FROB [en Bankia] a través de BFA, vaya a ser tras una importante reducción del nominal de las acciones para la absorción de pérdidas, lo que implicará una significativa dilución de los actuales accionistas”. El rescate europeo impone, según recordó el FROB, que “los accionistas sean los primeros en asumir costes de la reestructuración” a cambio de la ayuda.

El FROB cifró en diciembre el agujero contable del grupo Bankia en 10.444 millones y estimó el valor negativo de Bankia, la filial cotizada del grupo BFA-Bankia y en la que controla el 48% de su capital, en 4.148 millones. Semejantes números rojos conllevarían una estimación negativa del grupo. Sin embargo, para que pueda seguir cotizando en Bolsa debe mantener un valor positivo, aunque este sea mínimo. Su permanencia en el parqué es necesaria con vistas al posterior canje de preferentes y de bonos de deuda convertible exigido Bruselas por el mismo principio de que los inversores deben pasar por caja para pagar la reestructuración.

Espera obtener 600 millones con la venta de su filial en Miami

Bankia ha empezado a hablar con los inversores potencialmente interesados en hacerse con su filial en Miami, según informa Bloomberg, que añade que la entidad española confía en obtener entre 700 y 800 millones de dólares (525 y 600 millones de euros) con la operación. Bankia utilizará este dinero en efectivo para completar la profunda reestructuración en la que está inmersa tras ser rescatada con dinero público. El programa aprobado por Bruselas obliga al grupo a deshacerse de activos por valor de 50.000 millones de aquí hasta 2015.

La agencia informa, además, de que el grupo ha dado dos semanas a los interesados para presentar ofertas no vinculantes por su filial en Florida, que gestiona créditos por 4.800 millones y 3.500 millones en depósitos.

En el caso del también nacionalizado Banco de Valencia, el resultado de la valoración fue que su capital cayó de 1.099 a 55 millones, lo que cambió el valor nominal de sus acciones de 0,20 euros a 0,01, una proporción que es bastante probable que se repita con Bankia, cuyo valor nominal actual es de dos euros por título.

Este paso es imprescindible para completar la recapitalización de la entidad, proceso que se culminará con el canje de los bonos convertibles con los que el Estado inyectó en el grupo 10.700 millones del fondo de rescate europeo.

El abogado Javier Cremades, que representa a una agrupación de minoritarios (hasta 350.000 acudieron a la salida a Bolsa), aseguró este jueves que reclamará al Banco de España y a la CNMV que compensen el daño causado, por haber autorizado la operación.

Más información