Barclays España recortará el 30% de la plantilla y se centrará en la banca de ricos

La filial española de la entidad solo quiere dedicarse a banca para ricos y a la banca de inversión

Cajeros de Barclays en Londres
Cajeros de Barclays en LondresSimon Dawson (Bloomberg)

La filial de Barclays en España no quiere seguir con una posición indefinida. Solo quiere dedicarse a banca para ricos y a la banca de inversión. En el negocio de pequeños clientes la entidad no encuentra rentabilidad, al igual que otros competidores. Para ese proyecto, Jaime Echegoyen, consejero delegado desde marzo de 2011, no quiere tantas oficinas y empleados.

La entidad anunció este martes que ha iniciado la negociación con los sindicatos para eliminar unos 1.100 empleos, el 30% de la plantilla, y proceder al cierre de 160 oficinas, un 37% del total. Se quedaría con 2.500 empleados y 271 oficinas. Estos activos se dedican a la banca minorista y a la corporativa. Si cumple lo anunciado, desde 2011 Barclays habrá prescindido de 1.800 personas y 320 oficinas.

La entidad ha iniciado la negociación con los sindicatos y procederá al cierre de 160 oficinas

Barclays, sin embargo, aseguró que este movimiento no supone el abandono de España, y que su apuesta es decidida, pero con otra dimensión acorde al foco del negocio y a la crisis que vive el país. Barclays apuesta por un nuevo modelo de negocio cuyos ejes son la tecnología, la innovación y los nuevos canales para operar con sus clientes.

El anuncio de las medidas en España llegó después de que el nuevo consejero delegado de Barclays, Antony Jenkins, anunciara un recorte de 3.700 de los 139.200 empleados del banco en el marco de una nueva estrategia que incluye el retorno a una cultura de la moderación después de 20 años “en los que el sector bancario ha sido demasiado agresivo, se ha centrado demasiado en el corto plazo y se ha desconectado de las necesidades de nuestros usuarios y clientes y de la sociedad en general”. España será uno de los países más afectados por ese recorte.

Con esta nueva cultura, Jenkins intenta cerrar una era de abusos bancarios que en el caso de Barclays culminó el año pasado con la marcha de su antecesor, Bon Diamond, salpicado por el escándalo de la manipulación del mercado interbancario. Entre los factores más destacados de la nueva era está la decisión desmantelar la unidad que tenía la tarea de estudiar cómo evitar el pago de impuestos. Ese es uno de los aspectos que más está dañando la imagen de los grandes conglomerados internacionales y ha puesto en dificultades en el mercado británico a multinacionales como Google, Amazon y, sobre todo, Starbuck's.

El banco británico ha anunciado una drástica caída de los beneficios

El banco británico ha anunciado una drástica caída de los beneficios, que en 2012 se han quedado en 246 millones de libras (288 millones de euros) frente a los 5.880 millones (6.880 millones de euros) del año anterior. A pesar de ello, las acciones del banco subieron un 4% en el mercado de Londres. Seguramente por el anuncio de los recortes de empleo y porque el hundimiento de las ganancias no se debe tanto a una caída de la actividad cuanto a factores concretos que no se van a repetir este año.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción