Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Foxconn, dispuesto a aumentar el poder sindical de sus trabajadores

Foxconn Taiwan emplea a más de un millón de personas, la mayor parte de ellos en China

En sus fábricas, donde se ensamblan productos de Apple, en 2010 se produjeron suicidios

Trabajadores de la planta de Foxconn en Wuhan, China.
Trabajadores de la planta de Foxconn en Wuhan, China. REUTERS

El grupo Foxconn, el ensamblador de los principales vendedores de productos electrónicos del mundo, incluyendo Apple, está intentando aumentar la participación en sus sindicatos en un intento de disipar la mala publicidad que se cirnió sobre la compañia por las pobres condiciones de trabajo y las disputas laborales.

Foxconn Taiwan, que emplea a más de un millón de personas, la mayor parte de ellos en enormes factorías en China, acaparó los titulares de la prensa mundial a mediados de 2010 después de una serie de suicidios y extendidas acusaciones de duras condiciones de trabajo y bajos sueldos. Apple, el principal cliente de Foxconn, reclamó a la Asociación de Trabajo Justo, (FLA) en sus siglas en inglés, que examinara las operaciones de Foxconn el año pasado, siguiendo los problemas en sus plantas y las críticas a la propia Apple por fabricar sus caros productos con mano de obra barata.

Foxconn dijo el lunes que está aumentado el número de representes de los trabajadores de base en los comités dentro de los sindicatos. La compañia afirma que todas sus sedes han organizado elecciones para aumentar el número de estos representantes y que los gerentes no están involucrados en el proceso de elección.  "Como parte de nuestros esfuerzos por llevar a la práctica el Plan de Acción que fue desarrollado junto con la FLA, Foxconn está introduciendo medidas para realzar la representación de los empleados en la unión sindical de la compañía y aumentar la concienciación de los trabjadores sobre la compañía", afirma un comunicado de la empresa.

El último plan de la compañía sigue las recomendaciones del informe de la FLA, ya ha aumentado los salarios y ha mejorado las instalaciones de sus factorías.

Entre los clientes de Foxconn están Dell, Heweltt-Packard, Nintendo y Sony 

Sin grandes cambios

Analistas laborales afirmaron que aunque los últimos planes muestran una disposición por parte de la compañía para involucrar a los trabajdores, esto no supone un cambio significativo ya que la clave es cómo serán elegidos los representantes sindicales.

"Solo permitiendo que los trabajadores puedan elegir y votar a sus candidatos podrán así expresar plenamente sus esperanzas", dijo Wang Jing, decano del departamento de relaciones laborales de la Universidad Capital de Economía y Negocios en Pekín.

"De todos modos es bueno ver este tipo de gestos, muestra que la compañía quiere mejorar sus relaciones con los trabajadores", añadió, haciendo notar que Apple es probable que presione a Foxconn para que lleve a cabo cambios para proteger la imagen de su marca. Los problemas de Foxconn no son excepcionales en China donde muchos trabajadores se enfrentan a mucho peores condiciones. La diferencia con Foxconn reside en la importancia de sus clientes que también incluye a Dell, Heweltt-Packard, Sony y Nintendo.

Otros expertos son escépticos respecto a los planes de Foxconn dado que las plataformas sindicales indepenientes están prohibidas en China y experimentos previos para representar a los trabajadores de compañías extranjeras no han logrados grandes cambios. "Foxconn no es la primera compañía en China que ha intentado elecciones "democráticas", afirma Anita Chan, profesora del Centro de Investigación de China y de la Universidad Tecnológica de Sydney recordando casos previos como Reebock, Walmart y Honda

"Todos ellos congregaron gran atención internacional durante las elecciones sindicales pero todo acabó en nada. Todo son relaciones públicas". La Federación China de Sindicatos, apoyada por un Partido Comunista obsesionado con la estabilidad, disuade el activismo de los trabajadores y en general  se alinea con los gerentes en disputas laborales.