Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Esther Koplowitz sitúa a su hija mayor como presidenta de FCC

Esther Alcocer Koplowitz era hasta ahora vicepresidenta segunda del grupo

Juan Béjar, nuevo vicepresidente ejecutivo y consejero delegado

Esther Alcocer Koplowitz.
Esther Alcocer Koplowitz.

Esther Koplowitz, principal accionista de la constructora FCC y una de las empresarias más ricas de España, ha decidido dar más protagonismo a su hija mayor, Esther Alcocer, que fue este jueves nombrada presidenta del grupo. El nuevo vicepresidente ejecutivo y consejero delegado será Juan Béjar, un ejecutivo de la casa, mientras Esther Koplowitz se mantiene como vicepresidenta primera.

El Consejo de Administración del grupo materializó este jueves el cambio de timonel con la salida de Baldomero Falcones, que estaba al frente de la compañía como presidente y consejero delegado desde 2008 y que a partir de ahora presidirá la Fundación FCC. Los cambios al frente de la compañía suponen "una nueva etapa", afirmó la empresa en un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

El nombramiento de Alcocer Koplowitz fue inesperado, ya que se daba por descontado que el puesto sería ocupado por su madre. La nueva presidenta es licenciada en Derecho y ha cursado el Programa de Alta Dirección de Empresas del IESE. Su experiencia en la constructora es amplia. Hasta ahora era vicepresidenta segunda del consejo de FCC y presidenta del Comité de Nombramientos y Retribuciones. Además, es miembro de su Comisión Ejecutiva y de los Comités de Estrategia y de Auditoría y Control.

Las labores más ejecutivas recaerán sobre Juan Béjar, como estaba previsto. El nuevo vicepresidente ejecutivo y consejero delegado, nacido en Madrid en 1957, está vinculado al grupo desde julio de 2008, cuando asumió la presidencia ejecutiva de Globalvía, empresa de concesiones de infraestructuras compartida al 50% con Bankia. Además, desde febrero de 2012 es presidente y consejero delegado de Cementos Portland Valderrivas. Antes de llegar a FCC, Béjar trabajó en otra constructora española, Ferrovial, donde entre 1991 y 2007 fue consejero delegado del área de Infraestructuras y de Cintra.

El cambio llega en un momento delicado para la compañía. La crisis, especialmente la caída de la obra pública, ha impactado con fuerza en la cuenta de resultados. En los nueve primeros meses de 2012 la empresa ganó 40 millones de euros, un 77% menos que un año antes. El endeudamiento (7.247 millones hasta septiembre pasado) y determinados saneamientos extraordinarios han forzado al consejo a suspender por primera vez desde 1992 su tradicional dividendo a cuenta.

El informe de retribuciones de FCC señala que Falcones tiene derecho a recibir una indemnización de tres anualidades si la extinción de su contrato se produce antes del 31 de diciembre de 2015. El último sueldo de Falcones fue de 3,86 millones por lo que tendría derecho a recibir un blindaje de 11,5 millones. Sin embargo, la cantidad final podría estar sujeta a una negociación entre ambas partes.