Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los sindicatos de Iberia dan por roto el diálogo y se preparan para la huelga

El consejo de IAG se reúne en Madrid para decidir sobre el plan de ajuste

Los representantes de los trabajadores ultiman un calendario de movilizaciones

La amenaza de huelga vuelve a planear sobre Iberia. La negociación entre los sindicatos que representan a los trabajadores de tierra y vuelo (un 93% de la plantilla) y la dirección de la aerolínea ha concluido sin acuerdo, tras tres meses de contactos. Mientras los sindicatos se preparan para convocar protestas durante la segunda quincena de febrero, el Consejo de Administración de IAG, el holding que agrupa a Iberia y British Airways tras su fusión en 2011, tiene previsto reunirse el viernes en Madrid para decidir sobre el plan de ajuste.

La aerolínea española ha presentado una oferta de última hora a los sindicatos este jueves, cuando se cumplía el plazo impuesto por Iberia para alcanzar un acuerdo sobre el plan de ajuste anunciado el 9 de noviembre. La propuesta reduce un 30% el número de despidos, de 4.500 a 3.147 personas, es decir, un 16% de la plantilla en lugar del 23% inicial. Paralelamente, la reducción de las rutas en 2013 sería del 10%, frente al 15% inicial. También habría una reducción salarial menor, del 25% al 35% propuesto en noviembre al 11% para los trabajadores de tierra y del 23% para los tripulantes de cabina y los pilotos.

Los trabajadores no creen que las cifras que ofrece IAG no cuadran con sus objetivos

Pero la oferta no ha convencido a los sindicatos representantes de los trabajadores de tierra y tripulantes de vuelo. Consideran que las cifras no cuadran, porque a pesar de que la empresa parece dispuesta a reducir el ajuste ha mantenido los mismos objetivos de rentabilidad, según fuentes sindicales. Este hecho hace pensar a los representantes de la plantilla que las propuestas no son realistas y tampoco garantizan un futuro crecimiento de la aerolínea.

El objetivo de Iberia es mejorar sus resultados operativos en 600 millones de aquí a 2015. En los primeros nueve meses del año, las pérdidas de la aerolínea fueron de 262 millones, frente al beneficio operativo de 285 millones registrado por la otra pata del holding, British Airways.

“En la reunión, nos han presentado una propuesta de cierre que es un chantaje y han rechazado toda prórroga de la negociación”, explicaron los sindicatos en un comunicado conjunto. Estos sindicatos empezaron a negociar con Iberia oficialmente el pasado 17 de diciembre, tras alcanzar un principio de acuerdo “para salvar la compañía juntos”. “Se ha hecho patente que el consejo de IAG no asume ese acuerdo”, afirmaron este jueves y concluyeron: “Iberia no tiene dirección española y se gobierna desde la imposición de British Airways”.

Fuentes de Iberia indicaron que “si los sindicatos firman en las próximas horas nadie, ni IAG ni Iberia, que es la que tiene la potestad de negociar, va a cuestionar dicho acuerdo”.

La dirección de Iberia también se reunió este jueves por separado con el sindicato de pilotos, el Sepla. Este colectivo no da por rotas las negociaciones y espera una respuesta a la propuesta presentada este jueves a la aerolínea. Esta contempla que los copilotos de Iberia que pasen a Iberia Express, la low cost de la empresa, tengan el salario que cobran actualmente los comandantes de mayor nivel salarial de la filial. En cuanto a la oferta presentada por Iberia, los pilotos consideran que es más dura que la anterior.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >