Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Catalunyacaixa transfiere al banco malo activos por valor de 6.708 millones

Era uno de los pasos incluidos en su plan de saneamiento enviado a Bruselas

A cambio de los activos recibirá valores de renta fija a emitir por Sareb

Catalunyacaixa ha formalizado la transferencia de activos al llamado banco malo, la Entidad a la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria S. A. (Sareb). En total, según ha señalado la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, ha traspasado activos de por un importe conjunto estimado de 6.708 millones de euros.

Aunque el contrato de compromiso ha sido firmado ya, sus efectos reales entrarán en vigor el 31 de diciembre de 2012. "El precio será satisfecho mediante la entrega de valores de renta fija a emitir por Sareb, que contarán con la garantía irrevocable del Estado español", ha recordado Catalunyacaixa.

CatalunyaBank era la segunda entidad con mayores necesidades, 10.825 millones, según las pruebas de resistencia

Las pruebas de resistencia aplicadas a la banca por Oliver Wyman revelaron que las cuatro entidades nacionalizadas, entre ellas el banco de Catalunyacaixa, estaban camino de una situación de quiebra técnica si no recibían ayudas públicas, tanto en el escenario más previsible como en uno más adverso. CatalunyaBank era la segunda con mayores necesidades, 10.825 millones. Entre sus planes de saneamiento, planeaba traspasar sus activos tóxicos a la Sareb y se recapitalizarse con 9.080 millones de euros procedentes del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE). El objetivo es que la entidad pueda ser vendida en el primer trimestre de 2013.

El pasado sábado el Grupo BFA-Bankia también anunció el contrato de transmisión de activos al banco malo por valor de 22.317,7 millones de euros. De la cantidad total, 2.850,33 millones de euros corresponde a activos del Banco Financiero y de Ahorros (BFA) y sus filiales, y 19.467,39 millones de euros a activos de Bankia y sus filiales. Y ese mismo día también Banco de Valencia anunció que transmitiría 1.932 millones en activos.

Por su parte, el Banco Gallego, participado por NCG Banco, también comunicó el traspaso al banco malo de activos por valor de 1.025 millones de euros.