Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
GUÍA PRÁCTICA PARA BUSCAR EMPLEO

Un objetivo claro y buena presencia, bases para hallar trabajo por las redes sociales

Para encontrar trabajo hay que estar presente en foros bien seleccionados y ser activo. Sin embargo, la hiperactividad en el envío mensajes se considera un mal uso de las redes profesionales

Varias personas ante la sede de la compañía Linkedln, en California (EE UU).
Varias personas ante la sede de la compañía Linkedln, en California (EE UU).

Lo primero que hay que tener en cuenta es la imagen que uno quiere proyectar de acuerdo a sus objetivos profesionales. Los responsables de recursos humanos (o "de personas", como se llaman ahora en las empresas más modernas) se miran los perfiles con detalle, hacen la preselección de candidatos a un puesto rastreando por las redes profesionales antes que poniendo un anuncio, algo ya casi obsoleto. Esto da la idea de la importancia del perfil que se tenga en la red. La participación es además fundamental, advierten los expertos. No vale con colgar el currículo en español y en inglés, y ya. Por muy bien que esté hecho. Por lo general, se puede acceder a las ofertas de empleo específicas de cada sector casi siempre a través de los grupos con los que cuentan estas redes. Pero, además de apuntarse a ellos haciendo una previa selección -que tenga que ver con los objetivos profesionales y nunca a boleo o de forma masiva- hay que ser activo, aunque sin pasarse. Las empresas buscan en esos grupos los perfiles que más casen con el puesto que quieren cubrir. Para aparecer hay que participar, pero colgando comentarios que tengan sentido y rigor.

“Mucha gente transcribe su currículo, lo cuelga y se sienta a esperar, y eso no sirve de nada hoy en día”, explica la profesora asociada del departamento de Personas y Organización de la escuela de negocios ESADE, Begoña Puente. Pero, ¿en qué foros se debe participar? “Hay que entrar en los que tengan que ver con el perfil profesional que te interesa. No tienen que ser los foros relacionados con tu currículo. Es importantísimo participar pero y sin saturar. Hay gente que está todo el día poniendo comentarios y eso cansa”, responde esta experta. La clave es, como debería hacerse en todo, participar cuando se tiene algo que decir, cuando se puede dar una visión personal de un tema que se esté tratando o que se quiera tratar. Esto se debe además acompañar, resalta Puente, “con un contacto presencial”. “Hay gente que no llega a contactar personalmente con ninguna de las personas con las que tienen relación en estos foros y redes y eso es un error. Hay que buscar un motivo para encontrarse. A la gente que nos interesa hay que ofrecerles algo que a ellos también les pueda resultar atractivo”.

Los expertos hacen hincapié en la importancia de entrar en este mundo antes de estar en una mala situación profesional o en el paro. Coindicen en que la red profesional debería estar destinada a hacer contactos para el mundo profesional presente y futuro. Aconsejan `trabajar´ estas relaciones antes de necesitar un cambio o de estar en paro. Y mantener la presencia en estas redes de forma activa y actualizada. Seleccionar a posibles personas de interés de empresas, sectores o áreas de actividad que más nos aporten en el campo profesional en el que queramos movernos.

Un error común sobre el uso de las redes profesionales es usarlas cuando se necesita algo, para pedir algo. Mucha gente tiene la costumbre de contactar para que le resuelvan algo. Sin embargo, el auténtico objetivo, según explican los expertos en el uso de estas redes, debe ser contactar con gente que hace de bisagra, es decir, de intermediario para conocer a un tercero que sea el que en realidad nos puede dar información sobre lo que necesitamos o incluso un trabajo. Y los especialistas insisten en lo delicado que es colgar en cualquier red, profesional o no, cuestiones personales que pueden llevar en un momento dado a una empresa a descartar un perfil. Hay información (comentarios, datos personales, imágenes…) "que pueden resultar más dañinos que beneficiosos", coinciden.

"Una llave para cada puerta"

“Las redes de contactos siempre han sido fundamentales para encontrar trabajo y, en general, en el mundo laboral”, recuerda la orientadora del Centro de Orientación e Información al Estudiante (COIE) de la Universidad Complutense Beatriz Vallejo Díaz. “Hay que pensar bien qué gente conocemos y la red es un filón que no hay que desaprovechar  para ponernos en contacto tanto con esas personas como con otras nuevas que nos puedan interesar”. Esta experta insiste también, muy gráficamente, en que “hay que estar en estas redes profesionales pero también analizar cuáles son las que funcionan para cada persona, averiguar qué llave abre cada puerta”. Vallejo Díaz recomienda además tener paciencia. “Hay que dedicarle tiempo, analizar qué portal o portales son los adecuados para el perfil de cada uno y pensar que el objetivo es optimizar los medios de los que se disponen”.

La red social profesional por excelencia es Linkedln, que nació para conectar a personas en el ámbito laboral. En ella los códigos están claros, son meramente profesionales, resaltan los responsables de selección de las empresas consultados. La forma correcta de usar redes como Linkedln, explican, es, por un lado, analizando a qué personas se quieren contactar para participar en su red de contactos y, por otro, viendo cuáles son las que queremos que participen en la nuestra. La clave: tener claro qué tipo de red de contactos se quiere tener. Es vital. En los foros de Linkedln se publican ofertas de trabajo del área o sector relacionado con el tema del grupo. Cuando las empresas buscan perfiles interesantes donde se meten a bucear a conciencia es precisamente en estos grupos, ya que suelen estar relacionados con áreas o sectores específicos.

La profesora, que también trabaja de consultora y `coaching´ ejecutivo, Begoña Puente explica que conoce bastantes casos de personas que han encontrado trabajo recientemente a través de estos foros, aunque generalmente fuera de España, en Latinoamérica, Asia y la costa Oeste de Estados Unidos. El dato que menciona esta experta es que se calcula que el 70% de las personas que han encontrado trabajo en los últimos años lo han hecho gracias al `networking´, sobre todo, a través de las redes profesionales.

Más información