Catalunya Banc y Novagalicia deberán ser vendidas o liquidadas en 2017

Almunia defiende que adjudicar Banco de Valencia con ayudas era más barato que liquidarlo Para sanear a las nacionalizadas, Bruselas ha autorizado la inyección de capital

Los planes de la Comisión Europea para las entidades nacionalizadas españolas pasan por que el Gobierno concluya la venta de dos de ellas, Catalunya Caixa y Novagalicia Banco (NCG), antes de que concluya el periodo de reestructuración de cinco años. En caso de que la venta no sea posible, las autoridades españolas deberán presentar un plan de liquidación ordenada.

Para sanear a las entidades, Bruselas ha autorizado la inyección de 9.080 millones de euros en Cataluña Caixa y de 5.425 millones para Novagalicia Banco. A estas cantidades habrá que sumar desde el punto de vista de la reestructuración los 3.500 millones de pérdidas que el Ejecutivo comunitario calcula que tendrán que imponer a sus inversores en deuda subordinada y tenedores de participaciones preferentes, que en el caso de la entidad gallega son abundantes.

En el caso de Banco de Valencia, el comisario de Competencia, Joaquín Almunia, ha confirmado que se autoriza la venta de la entidad intervenida en noviembre de 2011 a Caixabank por considerar que "no es viable como entidad autónoma". "Esta opción es más barata que liquidar el banco", ha asegurado Almunia.

La adjudicación se ha realizado por un precio simbólico de un euro y unas ayudas públicas de 4.500 millones, fondos que se suman a los 1.000 millones que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) ya inyectó en el banco tras su nacionalización.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS