Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRISIS ECONÓMICA

De Guindos descarta por ahora el rescate y apuesta por afianzar el euro

El ministro de Economía, Luis de Guindos durante su participación hoy en un nuevo encuentro de la Sociedad Económica Barcelonesa de Amigos del País. Ampliar foto
El ministro de Economía, Luis de Guindos durante su participación hoy en un nuevo encuentro de la Sociedad Económica Barcelonesa de Amigos del País. EFE

De Guindos, al igual que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado que España no necesita pedir ayuda financiera a la Unión Europea, a la vez que ha insistido en la importancia de que exista un mecanismo de compra de bonos por parte del Banco Central Europeo (BCE).

En este sentido, el ministro ha afirmado que lo que está haciendo el Gobierno es "valorar todos los elementos e implicaciones" que tendría para España la puesta en marcha de un programa europeo de compra de deuda pública.

El ministro, que ha participado en La Caixa en un nuevo encuentro de la Sociedad Económica Barcelonesa de Amigos del País, ha calificado de "importante" este eventual programa de compra de deuda, ya que supondría el "afianzamiento del proyecto del euro" y, en consecuencia, una mejora de las condiciones de financiación de España.

"Para España es vital eliminar toda las dudas sobre el futuro del euro porque somos el país que está sufriendo lo que han sido esas dudas en el pasado", ha señalado.

"Por tanto, todos los pasos que se den desde el punto de vista de fomentar una integración adicional en términos de unión bancaria y fiscal y avanzar en el proyecto del euro son importantes tanto a medio como a corto plazo", ha agregado.

Para De Guindos, el programa de compra de deuda pública del BCE es interesante por dos razones: porque refuerza el mensaje de futuro con respecto al euro y porque reconoce una situación de fragmentación de los mercados de capitales de la zona euro.

A este respecto, ha subrayado: "Si el euro va bien, eso va a tener efectos inmediatamente positivos en la economía española".

En su intervención ante los empresarios, entre los que se encontraban el presidente de La Caixa, Isidre Fainé, y el presidente de la patronal Pimec, Josep González, De Guindos ha querido aportar también "unas gotas de optimismo" sobre la evolución de la economía española.

Ha recordado que España tiene "superávit comercial", ya que exporta más de lo que importa, y que es el décimo inversor de la economía mundial.

De Guindos se ha mostrado además convencido de que la recuperación de la economía española "puede ser bastante más rápida e intensa de lo que en estos momentos se proyecta" si el euro se afianza y el país hace sus deberes.

Tras su conferencia, el ministro ha contestado a algunas de las preguntas de los presentes, que han puesto sobre la mesa cuestiones como la financiación de las empresas o la credibilidad de las agencias de calificación.

Ningún empresario ha planteado públicamente la cuestión del debate soberanista abierto en Cataluña.

No obstante, el ministro ha hablado de ello antes de su conferencia, a preguntas de los periodistas.

De Guindos ha pedido al gobierno catalán que mantenga una actitud de "diálogo" y de "sumar y no restar" para que España pueda hacer frente al principal reto que afronta, y que no es otro que la superación de la crisis económica y financiera.

"La actitud de diálogo, la actitud de sumar y no restar, de multiplicar y no dividir, la actitud de aunar esfuerzos es fundamental en unos momentos en los que empresas, consumidores, ciudadanos y trabajadores necesitan certidumbre", ha manifestado.

De Guindos, por otro lado, ha confirmado que el Banco de España está negociando con la Comisión Europea soluciones "que sean lo más positivas posibles" para los tenedores de participaciones preferentes.

"Creo que se van a buscar alternativas a estos productos que serán más positivas de lo que en principio podían ser", ha enfatizado.