Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Philip Morris reabre la guerra de precios con una rebaja de 25 céntimos

La multinacional propone una reducción en los cigarillos Marlboro, hasta los 4,10 euros

Venta de tabaco en un estanco.
Venta de tabaco en un estanco.

La tabaquera Philip Morris quiere bajar en 25 céntimos el precio de tres versiones de sus cigarrillos Marlboro (Pocket, Core y Touch), con una reducción de los 4,35 euros actuales a los 4,10 propuestos, según la carta que ha enviado al Comisionado para el Mercado de Tabacos. El importe corresponde a la subida aplicada el pasado mes de abril a las marcas Marlboro, Chesterfield y L&M. 

El grupo, según fuentes del sector, ha propuesto bajar las tres versiones de Marlboro que se encuentran en el precio más bajo de su cartera dentro de esta gama.

En abril, Marlboro, Chesterfield y L&M subieron sus precios en 25 céntimos

La decisión de la multinacional puede "desencadenar una guerra de precios", ya que obligará al resto de los fabricantes a mover las cotizaciones de sus marcas para no perder cuota de mercado.

En 2006, el sector ya tuvo que enfrentarse a una guerra de precios, desencadenada por la misma Philip Morris, que obligó al resto de las tabaqueras a replantearse su estrategia y afectó a sus cuentas de resultados.

La polémica propuesta tiene lugar semanas después de la entrada en vigor de los nuevos impuestos especiales para el tabaco a principios de este mes. Estos cambios impositivos compensaban la subida del IVA para algunas labores y suponen estrechar el diferencial de precios existente entre las marcas baratas y el resto.

En el caso de los cigarros y los cigarritos, la nueva regulación fija por primera vez un impuesto mínimo, que supone 32 euros por cada mil unidades de esta categoría, mientras que el de las de picadura de liar se ha incrementado hasta los 80 euros por kilo.