Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Bolsa sube un 5,6% en la semana y la prima cae hasta los 534 puntos básicos

El Ibex 35 sufre una subida en la jornada del 3,91% y cotiza por encima de los 6.600 puntos

El diferencial vuelve a niveles de hace diez días y el bono a 10 años cotiza al 6,7%

Los mercados reaccionan con optimismo a la reunión entre Merkel y Hollande de esta tarde

El Bundesbank se ha mostrado contrario a la compra de bonos por el BCE

Resultados de las principales Bolsas europeas.
Resultados de las principales Bolsas europeas. EFE

Las declaraciones de los líderes europeos sobre el futuro del euro han vuelto a reducir las presiones sobre la deuda española y han impulsado el cierre en verde del Ibex 35 por tercer día consecutivo. El selectivo español recobra los 6.600 puntos (6.617) tras un cierre en positivo del 3,91% durante la jornada.  El índice ha ganado el 10,2% en las dos últimas sesiones y el balance de la semana es de un alza 5,62%.

En una reunión telefónica celebrada esta tarde, la canciller alemana Angela Merkel y el presidente francés François Hollande han hecho suyas las palabras del presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, y se han declarado dispuestos a hacer "todo lo que haga falta" para salvaguardar la moneda única. Los mercados han recibido este espaldarazo al euro con un entusiasmo similar al que recibió las palabras de Draghi. El interés del bono español a 10 años, el de referencia para los mercados, cotiza al 6,744%. La prima de riesgo, el diferencial del bono español con el alemán, pierde otros 26 puntos básicos y cotiza en 534 puntos, aunque también influye en la bajada de la prima el alza del interés del título alemán a 10 años, que ha alcanzado la cota del 1,402%.

La presión sobre la deuda española, que llegó a máximos a principios de semana, cae después de que ayer el presidente del BCE indicara que el emisor europeo podría tener un argumento para volver a actuar en el mercado de deuda. El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, ha saludado en un comunicado las palabras de Draghi. No obstante, ha recordado que su acción está subordinada a que los Estados europeos tomen medidas para atajar la crisis financiera y de confianza. El Gobierno español, a través de su portavoz, Soraya Sáenz de Santamaría, ha desmentido una información de Reuters en la que se indicaba que en la reunión entre Schäuble y el ministro de Economía español, Luis de Guindos, se había discutido un rescate total de España por valor de 300.000 millones de euros. Según Sáenz de Santamaría, "no va a haber rescate ni el rescate es una opción".

El diferencial entre la deuda italiana y la alemana ha caído 17 puntos básicos y cierra en 455 después de que esta mañana Italia haya colocado letras con vencimiento a seis meses por valor de 8.500 millones de euros. Estos títulos se han vendido a un interés del 2,454% contra los 2,957% en la última operación del mismo tipo del pasado 27 de junio, según ha anunciado el Banco de Italia. A pesar de que los mercados se esperaban el éxito de la subasta, ha servido para reducir el nerviosismo de los inversores por la solvencia del país transalpino.

Mientras tanto, el Bundesbank alemán ha sostenido esta mañana que el programa de compra de bonos del Banco Central Europeo "no es la mejor manera" para hacer frente a la crisis de deuda soberana. "No ha habido cambios en nuestras posiciones sobre la compra de bonos del Eurosistema. Ya hemos expresado en el pasado una posición crítica porque desdibuja la línea entre la política monetaria y la fiscal", sostienen desde Alemania. Tampoco están de acuerdo con la licencia bancaria para el fondo de rescate, ya que, sostiene, supondría "financiar a Gobiernos", lo cual está prohibido y sostienen que la solución sería que el fondo de rescate comprara bonos y no el BCE.

Sigue existiendo, no obstante, cierta confusión, ya que el diario francés Le Monde ha publicado que los gobiernos de la eurozona y el Banco Central Europeo están preparando una intervención coordinada en los mercados financieros para reducir las rentabilidades de la deuda española e italiana. El rotativo señala que el BCE estaba dispuesto a participar a condición de que los gobiernos acordasen acudir a los fondos de rescate del bloque: el FEEF y el MEDE, que sustituirá este año al primero. El portavoz de la Comisión Europea, Antoine Colombani, se ha negado a comentar el artículo, señalando que "el instrumento solo puede emplearse a solicitud de un estado miembro y hoy no se ha producido tal solicitud".

La evolución de los mercados en los próximos días estará condicionada por la actuación que el presidente del BCE, Mario Draghi, tenga el jueves 2 de agosto en la reunión del BCE. Ahí deberá confirmar (o no) las expectativas de su discurso de ayer, aunque la reunión entre Merkel y Hollande ha animado las esperanzas de los mercados.

Todos los valores del Ibex 35 han cerrado la cotización en verde, salvo Gamesa que se deja un 3,32%. Repsol YPF es el que ha registrado mayores subida (11,42%) y el sector bancario ha repuntado con fuerza, después de numerosas sesiones fatídicas: Popular ha sumado un 6,84%; Santander, un 5,95%; y BBVA, un 4,93%. El resto de Bolsas europeas también han cerrado el día en positiva al final de una jornada muy ajetreada. Milán ha sido el valor que más ha recuperado tras el Ibex 35, con una subida del 2,93%. París gana un 2,28%; el Dax alemán, un 1,62% y Londres, un 0,97%.

En el mercado de divisas, el euro prolonga la racha alcista durante tres días consecutivos, y ya se cambia a 1,236 dólares.

Más información