Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El acoso a España aumenta a la espera del Eurogrupo con el bono sobre el 7%

El diferencial entre el bono español y el alemán se acerca a máximos y supera los 580 puntos

El Ibex se destaca entre las bolsas europeas y llega a perder casi un 2% antes de recuperarse

La cotización del euro está en mínimos de dos años frente al dólar

El acoso a España aumenta a la espera del Eurogrupo con el bono sobre el 7%

El acoso contra España en el mercado de deuda continúa. A la espera de la reunión del Eurogrupo de esta tarde, donde se espera que los socios de la divisa europea alcancen un acuerdo político sobre el rescate de la banca, las ventas de los títulos del Tesoro del viernes se han prolongado con el consecuente aumento en la rentabilidad de los bonos y la prima de riesgo, que se han acercado a sus máximos de toda la era euro. A primera hora de la mañana, con el euro en mínimos de dos años frente al dólar, el interés exigido a los títulos españoles a 10 años, que son los que más gustan a los analistas para evaluar la marcha del conjunto de la deuda soberana de un país, llegaba a rozar el 7,1%. Por la tarde, con la noticia de que la Unión Europea ampliará el margen de maniobra del Gobierno español para cubrir el déficit, los mercados dieron una pausa al bono a 10 años, aunque ha cerrado por encima del siete por ciento (7,062%)

Este nivel del 7%, insostenible a todas luces, tal y como reconoce el propio Ejecutivo español, está considerado como la frontera entre la supervivencia de un Estado por sus propios medios y, en caso de sostenerse durante el tiempo, el detonante de necesitar ayuda exterior para financiarse. Con su regreso sobre esta cota, se repite la situación del viernes, cuando ya superó el 7% de forma transitoria. Hasta ahora, el máximo que marcaron los bonos españoles a 10 años en el mercado secundario, que es donde se intercambian los bonos de los Estados una vez emitidos, fue el 7,285% del 18 de junio, antes del acuerdo del Consejo Europeo. En él, los Diecisiete pactaron la flexibilización de los fondos de rescate para inyectar ayudas de forma directa en los bancos o comprar deuda de los países en apuros.

Los avances alcanzados en la cita del 29 de junio, sin embargo, apenas tuvieron un impacto positivo en los mercados pese a que fueron vendidos como un éxito. De hecho, en apenas 48 horas volvieron los ataques contra España en los mercados, un castigo que continua a día de hoy.

Con este repunte del interés de los títulos a 10 años del Tesoro, la prima de riesgo, que es el diferencial en el mercado secundario entre el bono español frente al alemán, de referencia por su estabilidad, ha llegado a superar los 580 puntos básicos, 18 más que al cierre del viernes, para empezar a caer hasta cerrar en 574 puntos. La prima de riesgo italiana ha seguido la misma tendencia y ha llegado a crecer 16 puntos básicos, hasta superar los 486, para terminar en 477. Hasta la fecha, el récord del también llamado riesgo país de España, que es el indicador que mejor refleja la confianza en las finanzas de un país, tuvo lugar también el 18 de junio, cuando tocó los 589 puntos.

En la reunión de los ministros de Finanzas de los 17 países de la zona euro se espera que se fijen criterios más rígidos para el rescate a la banca española. Los socios de la Unión Monetaria también exigirán a las entidades que eleven hasta el 9% su capital de máxima calidad. A su vez, el Eurogrupo reforzará la supervisión y la obligación de las entidades de suministrar información sobre sus necesidades. Con todas estas medidas, la UE espera que una crisis como la actual no vuelva a repetirse. El problema es que los nuevos requisitos de capital amenazan con restringir aún más el crédito y, por tanto, hacer todavía más difícil la salida de la recesión.

A excepción de Milán y Lisboa, las bolsas europeas han cerrado con bajas moderadas tras un inicio de sesión dubitativo. El IBEX 35 tomó por la mañana la senda de la baja, arrastrado por los bancos. Tras perder casi un 2% a media mañana, las noticias de Bruselas han terminado por animar a los inversores, y el selectivo madrileño ha reducido su caída al 0,75%, cerrando con 6.681 puntos. Las bolsas asiáticas han cerrado a la baja ante los datos que muestran un enfriamiento de la economía china y las malas cifras de la producción de bienes de equipo en Japón.

En los mercados de divisas, el euro llegó a caer hasta 1,225 dólares, su nivel más bajo en dos años, y pugna por mantener la cota de 1,23 dólares. El barril de crudo Brent también ha abierto hoy al alza y ha llegado a cotizar a 99,20 dólares, casi un dólar más que al cierre de la jornada anterior.

Más información