Convertirse en el jefe en cuatro pasos

El concurso ‘Consejero delegado por un día’ busca a 15 universitarios para que acompañen a la alta dirección de una gran compañía durante una jornada

Prueba de selección de 'Consejero delegado por un día'
Prueba de selección de 'Consejero delegado por un día'ÁLVARO GARCÍA

El camino hasta el despacho más noble de una empresa no es corto ni fácil. Pero 15 universitarios pueden recorrerlo en cuatro pasos y sentarse con el consejero delegado de algunas de las mayores compañías que operan en España. Será como en el cuento de Cenicienta: solo por un día. Pero se llevarán la experiencia bajo el brazo para el resto de su carrera profesional. Se busca talento, constancia y muchas ganas de aprender. La semana próxima los aspirantes tendrán la última oportunidad para apuntarse al proceso de selección. El 15 de julio se cierra el plazo para participar en Consejero delegado por un día. Comienza la carrera hacia el despacho del jefe.

Cesar Bardají, consejero delegado de Gallina Blanca, junto a Marina Armengol, una d elas ganadoras del concurso en 2009
Cesar Bardají, consejero delegado de Gallina Blanca, junto a Marina Armengol, una d elas ganadoras del concurso en 2009Carmen Secanella

Las consultoras Ray Human Capital y Odgers Berndtson son las encargadas de que el proceso de selección no sea un juego. Para llegar a ser uno de los elegidos, los universitarios deberán pasar pruebas similares a las que de verdad se llevan a cabo durante la elección de directivos. Ambas consultoras, en colaboración con EL PAÍS, son las encargadas de organizar la tercera edición de Consejero delegado por un día. Más de 7.000 estudiantes participaron en las dos ediciones anteriores, en las que 30 jóvenes en total lograron el premio final: compartir el día a día de un alto ejecutivo de una gran compañía durante una jornada.

En ediciones anteriores, los estudiantes acompañaron a los altos ejecutivos de empresas como Microsoft, Pfizer, Unilever, Banesto, Vodafone, Enagás, Sony, Vestas, Accenture, Liberty Seguros, McDonald’s, Gallina Blanca, AstraZeneca, El Corte Inglés, L’Oréal, IBM, PRISA... ¿Qué compañías participarán en esta edición? Es uno de los secretos mejor guardados de la organización.

Antonio LLarden, presidente de Enagas, y el estudiante Alberto Sánchez tras el concurso de 2009
Antonio LLarden, presidente de Enagas, y el estudiante Alberto Sánchez tras el concurso de 2009bernardo Pérez

El premio final para los ganadores es pasar un día con un alto ejecutivo que les guiará por su empresa y ejercerá de tutor. Además, explican los organizadores, ser ganador de un concurso con un elevado número de participantes como este puede significar un interesante apunte en el currículo. Sin embargo, no es necesario ganar para obtener un premio, ya que todos los participantes se llevan algo al terminar: la experiencia de una prueba de selección para directivos. Los cazatalentos de firmas como Ray Human Capital y Odgers Berndtson son los encargados de ver el potencial de candidatos para grandes compañías. No se trata solo de unas cuantas preguntas en una entrevista. Buscan descubrir el potencial en pruebas a medida. Liderazgo, capacidad para trabajar en grupo, inteligencia emocional, imaginación o habilidad para adaptarse a los cambios y hablar en público. Cuando los universitarios busquen un puesto real, no se enfrentarán al reto de una prueba de selección por primera vez.

“Es un proceso basado en la meritocracia. Aquí gana el que más se lo merece. Y el sistema es sistemático y real”, apunta Sonia Pedreira, consejera delegada de Ray Human Capital y de Odgers Berndtson. Asegura que los que pasaron por allí en las dos ediciones previas han podido usar la experiencia para su carrera laboral. “Todos los que llegaron a ser ganadores trabajan o están donde se propusieron. ¿Por qué les ha ayudado tanto un concurso? Porque les obligó a hacer una autorreflexión. Se preguntaron cómo eran y vieron cuáles eran los puntos que debían trabajar para triunfar después en el mundo real”, apunta Pedreira. 

Sobre la firma

Es subdirectora y se encarga de la edición digital de EL PAÍS. Antes fue redactora jefa de Economía, sección en la que se incorporó al periódico, en 2008. Licenciada en Periodismo y en Comunicación Audiovisual, ha realizado el máster UAM-ELPAIS y posgrados de información económica y gestión.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción