Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ESTAFA MILLONARIA

El financiero Allen Stanford condenado a 110 años de cárcel por fraude piramidal

El tejano lleva en prisión tres años por una estafa de 7.000 millones de dólares

El financiero Allen Stanford, acusado de estafa piramidal
El financiero Allen Stanford, acusado de estafa piramidal REUTERS

La fiscalía pidió el máximo castigo para el financiero tejano Allen Stanford. Y sin compasión, el juez David Hittner le sentenció a 110 años de cárcel por orquestar un fraude de tipo piramidal al estilo del protagonizado por Bernard Madoff. Su estafa ascendió a 7.000 millones de dólares (5.500 millones de euros aproximadamente). Stanford, que reiteró su inocencia y señaló que pretende recurrir la sentencia, está en prisión desde que fue detenido hace tres años, por el alto riesgo de fuga. Se enfrentaba a una pena de 230 años.

“No soy un ladrón”, dijo antes de conocer el castigo en una sala abarrotada en Houston (Tejas). “Si tengo que pasar el resto de mi vida en prisión, lo haré en paz”, insistió refiriéndose a la forma en la que gestionó su imperio. Fue su manera para intentar marcar distancia del fraude ejecutado por Madoff. Y culpó a los reguladores por el colapso de su firma, a los que acusó de utilizar “tácticas de la Gestapo” para justificar su causa.

"Allen Stanford robó más que miles de millones de dólares. Acabó con nuestras vidas", dijo Angela Shaw antes de que el magistrado dictara sentencia. Shaw habló además de algunos casos de suicidio entre las víctimas.Representaba a las víctimas de la trama financiera. También intervino Jaime Escalona, poniendo voz a los estafados en América Latina.

Un jurado popular ya le consideró en marzo culpable en 13 de los 14 cargos. Stanford, de 62 años, llegó a integrar la exclusiva lista de los multimillonarios de Forbes, con una fortuna personal que se estimó en los 2.000 millones. Aunque era estadounidense, también era nacional de Antigua y Barbuda, donde fue ordenado caballero. Además, era una figura muy respetada en el mundo del críquet, donde patrocinaba torneos. También en el golf.

La trama operó durante dos décadas, durante las que se engañó a unos 50.000 clientes con promesas de una rentabilidad falsa. En su lugar, Stanford realizó inversiones en activos que no tenían liquidez y de muy alto riesgo. “El dinero no crece de los árboles, es de la gente”, le recordó el fiscal. El fraude fue destapado semanas después de que Madoff, que cumple 150 años, protagonizara la mayor estafa en la historia reciente de Wall Street. Juntos desataron una crisis de confianza en pleno colapso financiero.