La venta de coches registra su peor abril con una caída del 22%

El sector prevé que 2012 sea el ejercicio con menos matriculaciones desde 1989

Empleados de la empresa automovilística Citroën en la cadena de montaje.
Empleados de la empresa automovilística Citroën en la cadena de montaje.EFE

La venta de coches en España registró su peor abril con una caída de las matriculaciones del 21,7%, hasta 56.250 unidades, según los datos de la asociación de fabricantes (Anfac), que prevé que este año sea el peor para el sector desde que se creó el registro de matriculaciones, en 1989. La crisis económica está golpeando también a la industria del automóvil, que sobrevive en España gracias a las exportaciones (más del 80% de la fabricación se vende fuera).

La venta a particulares se está viendo especialmente afectada. Las matriculaciones disminuyeron en abril un 16,6%, con lo que ya son 22 meses de caídas consecutivas. “El mes de abril ha supuesto un nuevo golpe, con un volumen más cercano a principios de la década de los noventa que a los tiempos actuales”, afirmó el director de Comunicación de Anfac, David Barrientos, en un comunicado. Tras el peor abril desde 1989, el sector ha rebajado su previsión de ventas para este año de 800.000 a 780.000 unidades. De confirmarse esta evolución, se superarían las malas cifras de 1993, cuando se matricularon 792.590 unidades.

El canal de particulares acumula 22 meses de descensos consecutivos

Los fabricantes alertaron hoy de que la situación afecta a la “vulnerabilidad” de la veintena de plantas instaladas en España, porque las exportaciones también están cayendo —un 20% en el primer trimestre— por la caída de la demanda en Europa, el principal mercado.

La asociación de concesionarios Faconauto señaló que están en peligro un tercio de los establecimientos.

Sobre la firma

Cristina Galindo

Es periodista de la sección de Economía. Ha trabajado anteriormente en Internacional y los suplementos Domingo e Ideas.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS