Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ejecutivo acelerará la venta de activos inmobiliarios

Entidades como Banco Santander, BBVA y Banco Popular están en contra de esta medida

Entre las medidas financieras que incluye el programa de estabilidad que ha enviado el Gobierno a la Comisión Europea, figura una descripción de las sociedades inmobiliarias donde la banca depositará sus activos inmobiliarios. La mención de este proyecto demuestra la urgencia que tiene el Ejecutivo de Rajoy por echar a andar lo que algunos denominan banco malo, si bien no tendrá ficha bancaria. Santander, BBVA y Banco Popular están en contra de esta medida.

El Ministerio de Economía afirma: "Desde la óptica de una gestión profesional y con el objetivo de despejar definitivamente las dudas sobre la solvencia de las entidades, se diseñarán las líneas que permiten facilitar una salida ordenada de los activos inmobiliarios en poder de las entidades, favoreciendo de este modo la separación clara entre riesgo inmobiliario y el financiero".

El organismo dirigido por Luis de Guindos explica que en una fase "ulterior" de la reforma, tras sanear los activos problemáticos de la promoción y la construcción, "se prevé la progresiva salida de dichos activos de los balances. La aproximación de los valores en libros y el precio de mercado facilitarán dicha salida", dice el texto.

El instrumento para sacar el ladrillo serán "vehículos especializados en la gestión de estos activos, cuya función se llevará a cabo de forma independiente del negocio bancario". El objetivo es "aportar mayor claridad con respecto a los stakeholders" (inversores institucionales) "externos sobre las fuentes de resultados de la entidad, y facilitaría la paulatina desconsolidación de esta actividad".