Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Comisión Europea pide reforzar el salario mínimo en plena ola de austeridad

El comisario de Empleo presenta un conjunto de medidas para reactivar el empleo en Europa

La Unión Europea sale por primera vez en defensa del salario mínimo como instrumento de estímulo económico. Y lo hace en un momento en que todas las políticas del continente apuntan hacia lo contrario: rebajas de sueldos para ajustar precios y ganar competitividad. El comisario de Empleo, Lázló Andor, presentará este miércoles un conjunto de medidas para reactivar el empleo en Europa. Entre ellas se incluye un impulso a esa renta mínima "como forma de luchar contra la pobreza y mantener la demanda económica".

La Comisión Europea no puede plantearse introducir un modelo único europeo o un suelo para los salarios porque carece de competencias para ello. "No podemos forzar a los Estados miembros a introducirlo o incrementarlo, pero sí podemos invocarlo como una herramienta útil", ha explicado el comisario a un grupo de periodistas. Los beneficios del salario mínimo han quedado demostrados en países poco amantes del intervencionismo como EE UU o Reino Unido, por lo que haría falta un uso "más amplio" de este instrumento, según Andor.

El mensaje llega en un momento en que la ola de austeridad que recorre el continente está provocando lo contrario, sobre todo en los países con mayores dificultades

El mensaje llega en un momento en que la ola de austeridad que recorre el continente está provocando lo contrario, sobre todo en los países con mayores dificultades. España ha congelado este año por primera vez su salario mínimo en 641,4 euros mensuales por 14 pagas a pesar de estar entre los peores de la Europa más desarrollada en este terreno. Y en Grecia, que hasta este año fijaba una renta mínima superior a la española, ha quedado por debajo de los 700 euros como consecuencia de las nuevas medidas de ajuste que ha adoptado el país.

Con la ampliación europea al Este, culminada en 2007, la brecha entre países se ha agrandado enormemente, con Bulgaria a la cola de esta renta mínima (138 euros mensuales) y Luxemburgo a la cabeza (1.801 euros), según datos de Eurostat, la oficina estadística comunitaria. Curiosamente, varios de los Estados con mayor nivel salarial medio (Austria, Alemania, los países nórdicos y, en menor medida, Italia) carecen de un suelo estipulado por ley, aunque este se suele fijar en la negociación colectiva entre empresarios y sindicatos.

La propia Comisión ha propuesto en los países que han acudido al rescate comunitario bajada de sueldos, entre ellos los mínimos. Lo ha hecho a través de la troika, que integra también al Banco Central Europeo y al FMI. El equipo de Lázló Andor se defiende de esta contradicción alegando que esos Estados (Grecia, Irlanda y Portugal) viven situaciones excepcionales y que, por tanto, sus políticas no reflejan el criterio general de la UE sobre el salario mínimo.

Fe de errores

En una versión previa de esta información se aseguraba de que el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) en España asciende a 748 euros al mes en 14 pagas. El SMI en España, en realidad, asciende a 641,4 euros mensuales en 14 pagas o a 748 euros al mes en 12 mensualidades.