Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

RCS inyecta 500 millones en la editora de El Mundo para evitar su quiebra

La Junta de Accionistas de Unidad Editorial aprueba una ampliación de capital para tapar el agujero de cinco años de pérdidas

Página web de ElMundo.es
Página web de ElMundo.es

RCS, el grupo de comunicación italiano que controla Unidad Editorial -editor de El Mundo, Expansión y Marca- ha inyectado 500 millones de euros en el grupo español mediante una ampliación de capital para evitar la situación de quiebra técnica en que se encontraba debido a las fuertes pérdidas acumuladas en los últimos cinco años.

La Junta General de Accionistas de Unidad Editorial aprobó ayer una ampliación de capital por valor de 500 millones de euros, mediante la emisión de nuevas acciones, según una nota de la compañía. El grupo ha señalado que, con esta operación, la situación financiera de "la compañía se fortalece de forma sustancial y podrá afrontar en mejores condiciones sus planes de futuro, a la vez que permitiría una importante reducción de su endeudamiento".

En realidad, se trata de una operación acordeón que incluye la de reducción de capital social para compensar pérdidas mediante reducción del valor nominal de las acciones, compensación de pérdidas con cargo a reserva legal y simultáneo aumento del capital social mediante creación de nuevas acciones.

El acuerdo de recapitalización de Unidad Editorial, a juicio de los gestores de la compañía, es "muy positivo porque significa que los accionistas apuestan decididamente por el desarrollo de Unidad Editorial y en la eficiente gestión de su estructura de costes, en un entorno de aguda crisis económica y grandes retos para el sector de medios".

La nota no aclara, sin embargo, si a la ampliación han acudido los inversores minoritarios que poseían el 3,4% del capital (el restante 96,6% estaba en manos de RCS) que, en caso de no hacerlo, habrán visto volatilizada su inversión original.

La Junta aprobó las cuentas de 2011, ejercicio en el que Unidad Editorial sufrió en 2011 unas pérdidas récord antes de intereses e impuestos (EBIT) de 330,8 millones de euros, que arrastraron al propio grupo RCS a sufrir en el conjunto de 2011 unas pérdidas de 322 millones de las que la empresa responsabiliza directamente a su filial española. RCS contabilizó un cargo extraordinario de 321,8 millones para sanear el fondo de comercio y activos intangibles de Unidad Editorial ante sus malas perspectivas de futuro.

La empresa ha puesto en marcha un plan de choque para ahorrar 25 millones en costes de producción y 7 millones en personal y otros. Entre las medidas a tomar figura un expediente de regulación de empleo (ERE) para un número no concretado de periodistas.