Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Caixa se toma más tiempo para estudiar la fusión con Banca Cívica

La revisión contable y de valoración se están ralentizando ante la complejidad del proceso

Los trabajos de revisión contable y de valoración de Banca Cívica por parte de La Caixa se están ralentizando ante la complejidad del proceso y la voluntad de la entidad presidida por Isidro Fainé de llevar a cabo un análisis a fondo de la situación de la entidad, fruto de la integración liderada por Cajasol y Caja de Navarra, según fuentes conocedoras del proceso.

Ambas entidades reconocieron esta semana a la Comisión Nacional del Mercado de Valores que están en esa fase de análisis, aunque la operación entre ambas es solo una de las alternativas de integración que, tanto una como otra, están estudiando.

Según las fuentes consultadas, el retraso indica dos cosas. De un lado, los problemas para la valoración de los activos de Banca Cívica, en especial los más dañados vinculados al sector inmobiliario. De otro, el interés de La Caixa por la operación siempre que esté cubierta ante posibles sorpresas.

La valoración de los activos de Banca Cívica es complicada, en especial por los vinculados al sector inmobiliario

En todo caso, las mismas fuentes entienden que el desenlace, tanto si es positivo como negativo, no puede tardar mucho, una vez que las negociaciones han sido confirmadas a la CNMV y que las entidades trabajan ya de lleno en la operación.

Las acciones de Banca Cívica han subido esta semana un 8%, después de que EL PAÍS publicase el pasado domingo en su suplemento Negocios que La Caixa tenía la operación sobre la mesa. La mayor subida, del 5,7%, se produjo el lunes. Las acciones de La Caixa, por su parte, han subido el 1,1%.