Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rosell dice que la reforma que facilita despedir "oxigenará" el mercado

El presidente de CEOE admite que las medidas "no van a crear empleo por decreto"

El presidente de la CEOE, Juan Rosell. Ampliar foto
El presidente de la CEOE, Juan Rosell.

El presidente de CEOE, Juan Rosell, elogió este martes la reforma laboral aprobada por el Gobierno que abarata y facilita el despido y da más facilidades a las empresas para modificar las condiciones de trabajo de los empleados, bajarles el sueldo o incumplir el convenio en caso de dificultades. Rosell admite que la reforma "no va a crear empleo por decreto", pero destacó que va a "intentar oxigenar, clarificar el mercado laboral en España para intentar posteriormente, después de un periodo sin crear empleo, intentarlo en el futuro", según dijo en declaraciones a Antena 3.

Curiosamente, Rosell aparentó desconocimiento del contenido de la reforma y de la evolución de los resultados empresariales al descartar que haya muchas grandes empresas que puedan acogerse a la posibilidad de despedir barato con la nueva ley. "Es falso que un tercio de las empresas del Ibex pueda ya despedir barato. Más de la mitad tienen ganancias", dijo Rosell. Aunque el hecho de que más de la mitad tenga beneficios no impediría que un tercio esté en pérdidas, con lo que el argumento es absurdo, en realidad todas las empresas del Ibex están en beneficios, pero eso no impide que puedan acogerse a la nueva regulación.

Despidos sin pérdidas

Rosell se refería, aparentemente sin haberla leído aún, a una información publicada en el martes por EL PAÍS que no trataba de las empresas del Ibex sino del conjunto de las empresas cotizadas y que señalaba que en torno a un tercio pueden acogerse ya a la nueva regulación del despido. Para ello, no es necesario que la empresa esté en pérdidas, como parecía insinuar Rosell al aludir a los beneficios, sino que basta con una caída de ventas de tres trimestres consecutivos.

“No hay muchas grandes empresas que puedan registrar tres trimestres consecutivos de reducción de ventas. Consecutivos no”, declaró también Rosell. En realidad, ya hay al menos 11 compañías cotizadas que encadenaban tres trimestres consecutivos de caída interanual de ingresos antes de que empezara la nueva recesión, y muchas más si lo que se tiene en cuenta son las cifras de sus filiales españolas. A eso se unen las que están en pérdidas o las que ya acumulan dos trimestres de caída, con lo que pueden acogerse a medidas de flexibilidad interna. En total hay más de 40 grupos en una u otra situación, como detalló el martes este diario.