CONSUMO

Las compañías de móvil se muestran contrarias a la rebaja de las tarifas mayoristas

Los clientes solo notaran el recorte del 75% en los precios de interconexión si los operadores trasladan el ahorro a la factura

Un hombre habla por el móvil.
Un hombre habla por el móvil.GORKA LEJARCEGI

Hay margen para rebajar aún más las tarifas del móvil. La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) ha dado el primer paso al adelantar en nueve meses y medio su propuesta para recortar entre un 75% y un 80% las tarifas de interconexión, las que se pagan entre sí las operadoras cada vez que una llamada termina en sus redes. Para que el consumidor note esa rebaja, las compañías deberán trasladar ese ahorro a sus millones de clientes, pero ese proceso no es ni automático ni obligatorio porque las tarifas finales no están reguladas.

Las operadoras han recibido con malestar la decisión de la CMT. Consideran que la rebaja es "excesiva" y el momento para realizarla, "inadecuada", debido a que se suma a la guerra de precios minoristas que mantienen las compañías y que ha mermado sus ingresos y sus márgenes. Además, estiman que se produce poco después de que las compañías hayan tenido que realizar un fuerte desembolso -más de 2.000 millones de euros- para adquirir las nuevas frecuencias.

El nuevo calendario entrará en vigor en abril de 2012 y alcanzaría el precio objetivo el 1 de enero de 2014, pasando de 4 a 1,09 céntimos de euro por minuto al final del proceso, lo que supone una rebaja cercana al 75%, en los precios mayoristas de los tres principales operadores móviles con red propia (Movistar, Vodafone y Orange). La reducción para Yoigo será de casi el 80%, (de 4,98 a 1,09 céntimos por minuto). El cuarto operador gozaba de un trato de favor (asimetría) respecto a los demás para ayuda a impulsar la competencia. Pero su situación se equiparará al resto a partir de octubre de 2013. La rebaja se había anunciado el pasado diciembre pero se ha adelantado el calendario.

Con esta medida, la CMT pretende incrementar la competencia en el mercado y favorecer la bajada de los precios de los servicios de telecomuncaciones tanto a ciudadanos como a empresas, contribuyendo así a mejorar la competitividad en nuestra economía. La aprobación definitiva de los nuevos precios, que actualmente están siendo analizados en Bruselas, tendrá lugar una vez acabe el periodo de consultas posterior. Primero frente a los Ministerios de Industria y Economía, para los que disponen inicialmente de un plazo de un mes.

La Comisión, al igual que otros reguladores europeos, fija cuánto se pueden cobrar como máximo los operadores por terminar las llamadas en sus respectivas redes, lo que se conoce como precio de terminación. Esas tarifas se regulan en función de los costes que afrontan los operadores y su cuota de mercado, entre otros aspectos.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Sobre la firma

Ramón Muñoz

Es periodista de la sección de Economía, especializado en Telecomunicaciones y Transporte. Ha desarrollado su carrera en varios medios como Europa Press, El Mundo y ahora EL PAÍS. Es también autor del libro 'España, destino Tercer Mundo'.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS